Artículos

Hacia un nuevo humanismo

¿Cómo llamar el Nuevo Humanismo?

¿Cómo entender a un ser humano post moderno que debe trascender el temor a la destrucción global (otro aspecto de nuestro actuar egoísta, ego protector y egocéntrico) y habitar con coherencia la responsabilidad de su lugar en el universo?

Necesitamos un nuevo humanismo. Un humanismo transpersonal y trascendente, un humanismo multidimensional integrado, incluyente, sistémico, sintético, transversal, adaptativo, fuerte, flexible, esencial y diverso, que reúne visiones y propuestas que, aunque divergentes, se vuelven complementarias y orgánicas…. que ubica al ser humano simultáneamente, en el centro y en la periferia de un universo que vincula todos sus aspectos y todos sus procesos en movimiento continuo del sutil misterio de la Vida.

El renacimiento italiano dio origen a un humanismo que buscaba “humanizar” los complejos lenguajes eclesiásticos y acercar cielo y tierra para hacerlos asequibles y próximos en el corazón del hombre-hembra. Humanismo integrador que gestó vidas ejemplares (Leonardo da Vinci, Giordano Bruno, Johannes Kepler), apasionadas con la visión transdisciplinaria de un conocimiento de la naturaleza multifacético y coherente, consciente de las puertas que la biología ponía a su disposición para conocer y reconocer a la divinidad inmanente: Los sentidos, los poemas, la contemplación y el pensamiento.

El diamante en bruto no es prisma, no revela el tesoro de colores oculto en la integridad de la luz blanca…. El diamante pulido, será siempre multifacético.

El centro de la consciencia es una joya que se pule en el buril de la experiencia, cara por cara, faceta por faceta, hasta que su transparencia nos revela que la luz monocromática es luz compuesta, presente como dulce sinfonía, en cada una de sus frecuencias.

El ser humano es joya divina en proceso. Es en proceso como es en actualidad y en potencia.

El ser humano, en potencia, es gestor de un nuevo humanismo ¿Cómo llamar a ese nuevo humanismo? ¿Trascendente? ¿Transpersonal? ¿Transhumano? ¿Transhumante?… ¿Transitorio?… pues transita y abuele las fronteras y trasciende vallados, paradigmas, creencias, límites y apolilladas certezas y vincula en la consciencia, acciones y procesos, evidentes, implícitos o soterrados (lit: ocultos bajo la tierra, palpitando en los magmas internos) y es capaz también, de renunciar a la seguridad ficticia de la creencia, con la poderosa transparencia viva del constante descubrimiento……

Al hígado y al riñón no les sirve un humanismo cuyo centro y rector absoluto es la parte más inexperta del cerebro, el neo córtex, la que ha creado el pensamiento…

Un humanismo que desdeña el rítmico palpitar del corazón coherente y que se nutre de la contradicción no atenta tiende a reproducir la contradicción, el conflicto, la quimera. ¡Que el hijo de la evolución y sus neuronas límbicas ocupen su lugar en esta gran orquesta y acompasen sus cadencias al ritmo total, no al que le dictan sus miedos!

Y, ¿cómo provocarlo? Y, ¿cómo recogerlo?… cada salto interno de consciencia que nuestro trapecista espíritu despliega, acumula la evidencia y recoge masa crítica, fundamental para el salto cuántico hacia la nueva humanidad, la humanidad trashumante, la nueva consciencia.

¡Nuestro compromiso con la coherencia es el acto que fecunda esa visión y la pone en movimiento!

Dr. Juan José Lopera

¡Comparte a tus amigos!

Colombia
Juan José Lopera Sánchez
Docente Manos
Docente Sintergética
Terapeuta
Coaching SistémicoMédicoMédico cirujanoProgramación NeurolingüísticaSintergética

Eventos

Próximos eventos en los que participará Juan José Lopera Sánchez
Módulo 2Formación Manos
May 25, 2024
El arte de sanar con las manos

Artículos del autor

Neurobiología y Pertinencia de la Bondad

Nunca estarás listo para servir

Agenda AIS

Eventos y formaciones

Consulta todas nuestras actividades. ¡Forma parte!

¿Te resulto interesante?

Se parte de la comunidad