fbpx

Viaje a La unidad

 

Que toda cosa está entretejida con todas las otras es una evidencia que cada vez más rotundamente nos confirma la ciencia, como si hiciera eco de antiguas tradiciones espirituales. Puntos nodales que son cruce de los mismos hilos, habitantes de un solo tejido que integra todas las dimensiones, notas distintas de la misma sinfonía, en el lienzo multicolor de la gran cadena de la vida, se revela el paisaje inagotable de una indivisible integridad. La luz, la sombra, el vacío y la materia, la gravedad, la levedad, la religión, la ciencia, son aspectos complementarios de la misma integridad, que se contrae en la unidad y se expande en la diversidad. La unidad es un proceso continuo de conectividad que integra por resonancia armónica las distintas dimensiones de los seres y las cosas.

Esa unidad, que no es homogénea pues revela siempre la belleza de lo que es diverso, no es sin embargo nuestra vivencia cotidiana.

Podríamos preguntarnos ¿porqué tantas veces nosotros nos desconectamos de nosotros, de los otros y de todo lo otro ? A nivel humano la opción de separarse es posible, aunque ello implique la negación de nuestra misma esencia. La unidad no es algo que se consigue. Es lo que se es. Tratar de conquistarla afuera no tiene sentido, si ya la hemos negado adentro. Tratar de buscarla por imposición o por decreto es condenar la unidad de lo diverso a la totalidad sin alma. El totalitarismo en todos los niveles niega la unidad, es fundamentalismo que en nombre de la unidad y la verdad, rechaza la belleza y la verdad de una integridad que sólo puede afirmarse en la diversidad.

Al fin de cuentas uno es uno, porque lo contiene todo y en todo está contenido. En nuestra más intima intimidad subyace la unidad. Nuestra más aparente diversidad es la expansión de esa recóndita unidad. El observador es el mismo, uno mismo, la unidad de toda esa diversidad que puede mirar un mundo diferente si cambia de lugar. Todo es un asunto de perspectiva. Si pudiéramos cambiar nuestro punto de observación veríamos un mundo diferente, afuera, adentro. Y si pudiéramos observar el observador, y unir sus distintas posiciones y observaciones, integrando todas las posibles dimensiones, ¿ qué ocurriría.?

Entonces sería posible integrar todas las dimensiones en una dimensión global y disfrutar la obra de arte de la vida. Integrar nuestro cuerpo, escucharlo, comprenderlo, amarlo. Aprender del dolor, navegar por el océano de nuestras emociones, disfrutar el cielo de la mente y viajar con el vehículo de la personalidad hacia nosotros mismos, para descubrir que somos universo. Para vivir la salud que es integridad. Diversidad. Expansión de la unidad.

Cómo encontrarnos a nosotros? Qué nos dicen las tradiciones sagradas de la tierra de este viaje a la unidad? Será posible en medio de todo el ruido de los separatismos emprender el viaje definitivo a uno mismo para encontrarse al fin de cuentas la vivencia de ser uno con todo lo demás?

La física busca una teoría que represente la gran unificación de todas las fuerzas, la química nos revela la alquimia de la fusión de reactivos para dar lugar a la emergencia de compuestos nuevos, la biología describe la aventura de la vida en un ascenso que representa una síntesis cada vez más incluyente; la religión es la ciencia de la unión del hombre a un Dios de amor, no sólo trascendente sino sobre todo interior; la psicología trata de recrear la unidad esencial de las distintas facetas de la personalidad con el alma humana.

Yo me busco cuando te busco; cuando me encuentras te encuentro y nos completamos. En esa resonancia recíproca, con todo eso otro que da sentido a ser nosotros, la magia de la danza, la integridad de la vida. Disfrutamos, participamos, y en el campo unificado de la diversidad surge la verdad de la unidad subjetiva con todo lo otro ·Más allá de todo entendimiento comprendemos que somos universo. Una sola tierra. Una sola humanidad.

 

Dr. Jorge I. Carvajal Posada

DR. JORGE CARVAJAL

El Dr. Jorge Carvajal es médico cirujano de la Universidad de Antioquia (Colombia). Escritor, docente, investigador, con cuarenta años de práctica clínica dirigidas a la integración de diferentes sistemas médicos. Creador de la Sintergética y Manos para sanar. Es presidente honorífico de la Asociación Internacional de Sintergética (A.I.S.).

SUSCRIBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Estamos decididos a cuidarte. Conoce como mejorar a nivel físico y emocional.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »
Powered by