fbpx

Es grato compartiros el primero de una serie de artículos cortos que sintetizarán, de manera resumida, las bases del conocimiento y las aplicaciones prácticas del sonido y de la música en Sintergética.

Será también la base del material de un monográfico en Sonido y Sintergética que comenzará a ofrecerse pronto desde la A.I.S.  Su objetivo primordial es contextualizar un estudio a profundidad de las bases científicas y las aplicaciones clínicas del sonido y la música terapéuticamente, tanto a nivel físico como emocional, mental y espiritual.

 

Tradiciones sagradas de la humanidad y sonido

¿Por qué, muchas de las tradiciones sagradas de la humanidad, sin relaciones geográficas o culturales entre sí, hablan del sonido y de la palabra, como agentes creadores, manifestadores y sustentadores del universo?

El sonido es el vehículo a través del cual la divinidad trascendente crea, manifiesta lo que existe y se vuelve inmanente.  Existen muchísimos ejemplos: Desde la tradición judeocristiana (Génesis, Evangelio de San Juan), pasando por la cosmogonía Hopi en la que la Mujer Araña crea y mantiene integrado el universo en el tejido que forma con su canción creadora.  También lo vemos en el Popol Vuh en el que los antiguos mayas nos cuentan que los primeros seres humanos recibieron la vida por medio del influjo de la palabra y en una de las leyendas de la mitología egipcia en la que Thot creó el universo sólo con su voz.  Los aborígenes australianos afirman que todo lo que existe en el universo depende de sus linajes de canciones que fueron responsables de traer las cosas y los seres vivos a la existencia y de mantenerlos.

El Om hindú se considera el sonido primordial, también creador y sostén del universo, originado en el momento en el que el huevo cósmico primordial (singularidad) se expande vertiginosamente hacia la manifestación.  Y ese Om, resuena permanentemente en el cosmos manteniendo su integridad y garantizando su continua evolución.  Esa antigua  concepción de huevo cósmico (4000 a.c.), de Bindu, punto de condensación de la potencialidad total del universo que en un instante surge explosivamente en manifestación para retornar, millones de años después a su compacto estado de silencio, se asemeja muchísimo a los relatos de la cosmogonía moderna que sitúa al Big Bang (Gran Sonido), en el origen mismo de un universo en expansión que, justo antes del Big Bang, se encontraba confinado en un minúsculo espacio (singularidad), que se expande durante millones de años y que retornará, en algún momento (Big Crunch), a su estado condensado.  La cosmogonía moderna también nos dice que ese sonido primordial aún se encuentra resonando en los confines del cosmos y es …”audible”.

¿Cómo es posible que las grandes religiones antiguas y la gran religión moderna, la ciencia, reconozcan al sonido en el origen mismo de la creación y como una manifestación presente, de manera constante en cada átomo, en cada manifestación existente en el universo? “Todo vibra”,  Kibalión.

 

Voz, humanización, desarrollo embrionario e inervación

La esencia del hombre es el lenguaje, la esencia del lenguaje es el conocimiento sagrado, la esencia del conocimiento sagrado son los vedas, la esencia de los vedas es el sonido, la esencia del sonido es AUM” Upanishads.

¿Por qué los órganos del lenguaje son los que mayor inervación por área y los que mayor representación cortical relativa a su tamaño tienen en el ser humano? y, ¿Por qué son precisamente, el desarrollo del lenguaje, del uso del sonido y del uso de la palabra asociado al uso de las manos, los agentes evolutivos principales del proceso de humanización una vez tuvo lugar la verticalización de nuestros ancestros primates?

El órgano de Corti, en el oído interno, responsable de la decodificación frecuencial de los sonidos, es el órgano sensorial que mayor inervación tiene por área y los músculos de la fonación, la lengua y los pequeños músculos de la laringe, son los que mayor densidad de inervación motora presentan por área.  A nivel sensitivo y motriz, el humúnculo parietal y el humúnculo frontal, también nos muestran que su representación es la más grande con relación a su tamaño real.

¿Qué quiere decir esto? Muy sencillo.  Que la información proveniente del oído interno es considerada por el cerebro como la más importante y, el control motriz de los órganos de la fonación, el que mayor precisión requiere; ¿para qué?.

¿Por qué, además de la audición, el oído interno es el asiento de la función del equilibrio y contiene la representación de las tres direcciones del espacio en forma de tres círculos, los canales semicirculares?

 

Sonido y trascendencia

“El que tenga oídos para oír que oiga”. Marcos 4:23

¿Por qué la evolución humana ha localizado el área en la que se procesan los sonidos, principalmente el lenguaje (área de Wernicke, lóbulo temporal derecho), justo al lado del área que se activa en los estados de contemplación mística y éxtasis?

¿Por qué, en la mayor parte de las religiones, en los textos sagrados y en los relatos de místicos y santos, la divinidad “habla”, se expresa en intuiciones, muchísimas veces más que las veces en las que se expresa a través de “visiones”?. En el libro sagrado de la gran tradición Judeocristiana, La Biblia, es muy frecuente la frase:  “Y Dios dijo…”.

En esta asociación geográfica relacionada con el lóbulo temporal derecho, se basa la posibilidad de desencadenar estados expandidos o alterados de consciencia que tiene la música diseñada adecuadamente para tales fines y que es conocida desde tiempos inmemoriales por múltiples culturas a lo largo y ancho del planeta. En ella también se basa el poder que tiene la palabra sensible e inspirada como instrumento de transformación terapéutica.

 

Sonido y estructura del mundo natural

 ¿Por qué, las leyes de la armonía musical, presentes de manera “natural” en la estructura misma del sonido, manifiestan las mismas relaciones numéricas que invocan las principales cosmogonías de las culturas ancestrales del planeta, las mismas relaciones numéricas que permiten la configuración de la tabla periódica de los elementos, la comprensión de los movimientos energéticos “quantums” que suceden a nivel sub atómico?

¿Por qué, esas mismas leyes determinan la comprensión y percepción de la belleza, de la proporción, la geometría sagrada y energética y, a nivel estético, determinan la percepción que tenemos de la belleza como valor en el mundo natural y en las creaciones humanas con esa función que Platón en el Timeo y en otros de sus diálogos le atribuye al arte y a La Belleza cuando afirma que “existen para abrir el corazón”…?

 

Sonido y convivencia armónica

¿Por qué los animales que favorecen el sentido de la escucha, tienen más armonía social y están más orientados hacia la colaboración entre grandes poblaciones que los animales que favorecen la vista (cazadores, depredadores)?

En psicología sabemos que las personas visuales y las que se orientan hacia una “visión”, tienden a ser más individualistas o representar intereses menos sensibles a las necesidades generales de un grupo amplio, de una sociedad, que las personas orientadas auditivamente las cuales, “saben escuchar” y son capaces de sintetizar contextos divergentes.

La visión se “enfoca” en un área bastante reducida del espacio mientras que la escucha nos convierte en el centro de una esfera receptiva capaz de recibir impresiones sonoras de todas las direcciones de ese espacio que habitamos y aún, desde el interior mismo de nuestro ser.  La visión nos da dirección.  La escucha, integralidad.

Además, el sonido y la música pueden combinarse estética y terapéuticamente con otras artes y saberes para generar espacios sanadores, transformadores, generadores de convivencia armónica.  Tecnológicamente, de la misma manera que en los años 1970´s se demostró el efecto benéfico de la música, de cierta clase de música valga la aclaración, en los invernaderos y los establos de vacas lecheras evidenciando cómo se impactaba positivamente su desarrollo y producción lechera, planteamos que es posible utilizar músicas y sonidos concretos para ambientes conflictivos generando verdaderas vacunas musicales o frecuenciales… Esos ambientes frecuenciales transformarán el espacio y a sus habitantes generando “ambientes sanadores” para las personas, los animales, las plantas y los elementos que los habitan.

 

Sonido y calidad de percepción sensorial

El sentido de la escucha, es el sentido que tiene la amplitud de percepción frecuencial más amplia Mientras que la vista no alcanza a percibir ni una octava completa, el oído sano nos abre el espectro frecuencial de 11 octavas lo que nos posibilita integrar 11 niveles completos de experiencia sensible ordenados de una manera helicoidal, como una espiral regular (Ley de la octava).

De hecho, el modelo de la armonía natural del sonido como fenómeno físico, que dio origen a la armonía musical, es una excelente metáfora de la evolución de la consciencia y sus capacidades de percepción e interacción con el universo.  ¿Por qué? ¿Para qué?…

 

Sonido y Sintergética

“As you know, each plane vibration responds to a different key and note, and its matter is manipulated, and its current tapped, by the sounding of certain words in a specific manner, and in a specific tone.  When so sounded, the adept enters into the consciousness of that plane and of all contained therein”. Letters on Occult Meditation, Pg 163

Hemos aprendido a través de nuestros largos años de trabajo en sintergética que el sonido activa el etérico, la interfase en la que el cuerpo físico percibe e incorpora la información que vehicula la energía.  Utilizando las adecuadas frecuencias acústicas y electromagnéticas, obtenemos resultados clínicos concretos.  La integración de las leyes de la armonía musical y el conocimiento tanto de los sistemas procesadores de señales como de la geometría energética del organismo, nos permite generar resultados clínicos consistentes y reproducibles a través de los sonidos y de la música.

 

El porvenir

El sonido se revela como una gran avenida de desarrollo de la sintergética a partir de emisores de frecuencias concretas (afinadores, computadores, generadores de audiofrecuencias), con los cuales es posible producir acordes simples o complejos, combinar sonidos y diseñar estructuras espaciales de estimulación del biocampo que integren los conceptos de la geometría y la circulación energética que comenzamos a conocer a partir de la integración de los distintos saberes que se decantan en nuestra práctica clínica.

La voz merecerá muchos capítulos aparte.  La voz integra la intención, la palabra, la capacidad de multifonía (armónicos y overtones) y el alineamiento consciente con el propósito.  Exige para su uso un nivel de coherencia en el terapeuta y se convierte así en sí misma, en un camino de desarrollo personal.  Es gratuita y ofrece la posibilidad de ser usada en cualquier circunstancia.

Todos tenemos “oídos para oír” y voz para emitir sonidos coherentes.

“La medicina del futuro consistirá en la emisión de un acorde simple que contendrá la nota fundamental de la personalidad, la quinta del alma y la nota disonante de la enfermedad.  Este acorde será emitido de manera continua.” La curación esotérica.

 

Juan José Lopera

DR. JUAN JOSÉ LOPERA

El Dr. Juan José Lopera es Médico egresado en la Universidad CES.  Comenzó su formación y participación activa en la Sintergética desde el comienzo de sus estudios universitarios al lado del Dr. Jorge Carvajal.

Diplomado en Gestión Clínica y Organicional del Estrés (Institute of Heartmath).

Docente titular en Sintergética (AIS).

Máster en Programación Neurolingüística (Richard Bandler, Global NLP), en Coaching de vida, ejecutivo y emocional (Global NLP), así como en Coaching Sistémico (Talent Managment).

SUSCRIBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Estamos decididos a cuidarte. Conoce como mejorar a nivel físico y emocional.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »