fbpx

AYUNO Y PAZ

 

Existen muchas formas de ayuno y en todas sus variantes, de manera directa o metafórica, el ayuno nos vincula con procesos físicos, mentales, emocionales que tienen que ver con una actitud generadora de armonía y paz en nuestro entorno.

El ayuno alimenticio puede ser parcial, total, ocasional, intermitente, y el ayuno, también puede estar relacionado con la limitación consciente a la apropiación de diferentes estímulos exteriores. Puedes hacer un ayuno de internet, de redes sociales, de televisión, de medios de transporte dependientes de hidrocarburos, un ayuno de plastico-dependencia… de patrones reactivos, de palabras, de relaciones interpersonales conflictivas.  Puedes ayunar de múltiples maneras y observar qué sucede en ti.

En cualquiera de sus formas, el ayuno implica darse cuenta de las dinámicas que acompañan los estados de carencia, la austeridad, la frugalidad.  Darnos cuenta de qué es lo que verdaderamente necesitamos y qué es aquello que más que necesidad, es un capricho. Es también una forma de empatizar y comprender mejor a quienes tienen menos recursos que nosotros.

Quien ayuna, experimenta además una expansión automática de su nivel de consciencia y con el aquietamiento de sus procesos metabólicos surge una mayor capacidad reflexiva, una mayor sensibilidad interior.

Cuando limitamos la ingesta de alimentos de manera general, el organismo desencadena procesos de eliminación de toxinas que purifican el medio ambiente celular y ayudan a recuperar eficiencia metabólica e impactan positivamente el metabolismo de azúcares y grasas.

Cuando el ayuno va acompañado de ejercicios concretos de toma de consciencia, comenzamos a descubrir patrones de comportamiento que tenemos en torno a la ingesta de alimentos que se reflejan también, en nuestra manera de relacionarnos con otras personas y con el medio ambiente.

Comenzamos entonces a observar que en muchas ocasiones comemos cosas que nos hacen daño, que comemos de manera rápida e impulsiva, sin saborear, compulsivamente. Patrones de comportamiento que son el resultado de una programación artificial de nuestro sistema límbico y que refleja temores profundamente arraigados en nuestra estructura inconsciente.

El temor a la pérdida, a la carencia, en última instancia es la emoción profunda que nos hace reactivos y defensivos, que nos hace acumular una gran cantidad de cosas que muchas veces no necesitamos, a ser mezquinos y avariciosos y que históricamente, está detrás de nuestra mentalidad de saqueadores de los recursos naturales, la misma que nos tiene al borde de la destrucción irreversible de los mecanismos de autorregulación natural de nuestro querido planeta.

Ayuna para desintoxicarte, ayuna para darte cuenta, ayuna para solidarizarte y ser constructor activo de una paz duradera y sostenible. Tu organismo, la sociedad y el planeta te lo agradecerán.

* Siempre que se ayune debes contar con el acompañamiento y la guía de un profesional debidamente capacitado. Las anteriores son consideraciones generales y contextualizadoras del acto de ayunar.

Dr. Juan José Lopera

Dr. Juan José Lopera

Médico, Universidad CES 1987.  Comenzó su formación y participación activa en la Sintergética desde el comienzo de sus estudios universitarios al lado del Dr. Jorge Carvajal.

Diplomado en Gestión Clínica y Organicional del Estrés (Institute of Heartmath).

Docente titular en Sintergética (AIS).

Máster en Programación Neurolingüística (Richard Bandler, Global NLP), en Coaching de vida, ejecutivo y emocional (Global NLP), así como en Coaching Sistémico (Talent Managment).

Newsletter

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »