fbpx

QUÉ ES LA SINTERGÉTICA

A lo largo de la Historia, la humanidad ha utilizado diferentes propuestas de salud, todas ellas válidas, todas ellas encaminadas a conseguir el bienestar de las personas desde una u otra perspectiva. Tras una exhaustiva formación incluyendo la titulación de Medicina en la Universidad de Antioquia, a finales del siglo XX, el doctor Jorge Carvajal impulsó en Colombia, junto a otros médicos, una nueva propuesta de salud integrativa y holística: la Sintergética. Este nuevo planteamiento aúna y se nutre de los principios de, entre otras, la medicina tradicional china, el ayurveda, la homeopatía, la terapia neural, las medicinas ancestrales de nuestros pueblos nativos y la medicina alopática. Empleando el hilo conductor de la consciencia, concibe la salud y la enfermedad tanto desde la parte física como desde los niveles emocionales, mentales y espirituales de la persona; esto incluye la autoidentidad, la pertenencia, la realización y la trascendencia.

La Sintergética supone toda una revolución en la concepción de la salud y la enfermedad. Dibuja un modelo operativo que se desarrolla en tres niveles: la materia, la energía y la información. Estos niveles no están separados, son interdependientes y complementarios y están unificados por un campo relacional inclusivo: la consciencia. Según el doctor Carvajal, “cada nivel es necesario, el único error es desintegrarlos o mirarlos como sistemas separados”.

La Sintergética propone una visión de síntesis, acorde con los desarrollos de la ciencia contemporánea. Esta visión integrativa ha permitido la investigación y desarrollo de métodos y herramientas en el campo de las ciencias biológicas, con especial énfasis en las ciencias de la salud.

La Sintergética adopta la definición sistémica de la vida, propuesta por la biología moderna, concibiéndola como un patrón de información dinámico e inteligente que interactúa con la estructura disipativa del cuerpo. Aceptando que esta interacción de patrones de información con nuestro cuerpo es un proceso de aprendizaje, la Sintergética asume que vivir es aprender, de lo que surge la necesidad de definir la vida no sólo en términos de información, energía y materia, sino también en términos de ciencia y conciencia.

Una consecuencia de este tipo de visión, y su desarrollo en el campo terapéutico, es que la salud y la enfermedad no sólo son el producto de intercambios de materia y energía, sino que representan especialmente el resultado de nuestros niveles o estados de conciencia. Lo que creemos y pensamos de nosotros mismos es el más importante factor indicador de nuestra salud. En otras palabras, la salud y la enfermedad están estrechamente relacionadas con el desarrollo y empleo de nuestra conciencia.

El enfoque en Sintergética es que la enfermedad es un hecho de la naturaleza, no es un caos ni es una catástrofe. La enfermedad revela una fricción, un punto de fricción y, por lo tanto, revela una oportunidad para crecer.

Algunas enfermedades son simplemente indicadores de lo que estamos haciendo con nuestros cuerpos, con nuestra vida, con nuestra energía y con nuestra tierra. En ese sentido, las enfermedades son frecuentemente despertadores de la conciencia. La enfermedad y el síntoma son la mejor estrategia del cerebro y de la naturaleza para sobrevivir, porque nos lleva a emerger desde una condición y a aprender ciertas lecciones que nos lleva a una nueva adaptación. 

Así es que para nosotros la enfermedad es una oportunidad para aprender una lección que aún no hemos aprendido y para darle sentido a la vida. Ya no se trata de luchar contra la enfermedad y la muerte, sino de encontrar el sentido a la enfermedad y aprender la lección.

 

El estudio de la conciencia y sus relaciones con la información, la energía y la materia, ha permitido en Sintergética el desarrollo de nuevos abordajes de antiguas propuestas terapéuticas, como las reflexoterapias, y de modernos desarrollos como la neuroplasticidad cerebral. Para tal efecto, la Sintergética ha desarrollado tecnologías apropiadas de armonización de los campos biológicos – sistemas RAM y tecnologías de la conciencia- y ha generado un modelo de formación en permanente evolución.

Newsletter

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »