fbpx

 

La ciudad se ha encendido de campanas, ángeles y estrellas que, de lado a lado, cruzan las calles uniendo fachadas y farolas. En los balcones las luces emulan en verde y rojo, el pino y el acebo o simplemente los encienden de blanco, o son multicolores, en cualquier caso, son homenaje. Muchas ventanas dejan ver el pino encendido y permiten adivinar que en casa aún hay niños, o que los adultos no han perdido la ilusión de festejar el nacimiento de Aquel que dijo “Soy la Luz del mundo” y lo refrendó dando ejemplo con su vida de un poder tan grande como su humildad, y un amor tan inconmensurable como su entrega.  

Camino sin rumbo particular, disfruto las luces, siento el frío en el rostro, me alegro de haberme puesto guantes. Me quedo viendo los troncos encendidos, observo como sus ramas desembocan en ramitas luminosas estirándose hacia el cielo, pienso que nuestras acciones luminosas, desembocan en sucesos de luz que nos acercan al cielo… Siento la vibración suave del teléfono, indicando que nuevos mensajes entran. Doy gracias a la luz de la ciencia, al ingenio aplicado a estos inventos que no entiendo, que nos permiten comunicarnos al instante, con cualquier rincón del planeta, en donde nuestro querer quiere llegar y llega. Soy plenamente consciente de que es verano en mi tierra, el lugar de donde llega desde el otro lado del océano el mensaje.

Leo. Siento, sonrío, respondo.
Saludo, envío trineos con buenos deseos.  Responden.
Me conmuevo; se conmueven.
Envían calcetines con tesoros, colgados del borde del amor. Llegan.

Todo en mi da las gracias.

Sin importar si en nuestra ciudad hay o no campanas y ángeles iluminando las calles, hay campanas y ángeles. Aun si hay revueltas sociales, rebeliones contra situaciones de opresión o conflictos armados. Cada consciencia que se orienta hacia la paz, es una luz. Cada ser responsable de que su palabra sea puente y no barrera, es una campana que se hace eco de la Buena Nueva. 

¿Cuánta luz intercambiamos en Navidad?
¿A qué distancia viaja nuestro sentir?
¿Qué aspecto tendría nuestro hogar azul visto desde un satélite, si la luz del amor fuera visible? 

Imagino que lo veríamos encendido tal y como vemos las calles, las barandas de los balcones y los troncos con sus ramas finas vestidas de estrellas… Veríamos líneas de luz entretejidas sobre los siete mares y los cinco continentes.  Observaríamos áreas en que la luz se acumula hasta estallar en soles. Vislumbraríamos que más allá de nuestras dificultades, nuestros errores y nuestras sequías, amamos. 

Amamos, aunque amar a veces duela, aunque algunos ya no estén. Amamos y no podemos evitar desear lo mejor, a todos los que han hecho parte de nuestro año, así que lo expresamos.

Sigamos expresándonos, que la luz retenida no ilumina.

Sigamos comunicándonos que el amor es la sustancia de la vida
y si se da, se multiplica. 

La vibración suave y familiar del teléfono, se vuelve a sentir…

Es Buena Nueva.
Es Navidad. 

Autora: Isabella di Carlo

Isabella di Carlo es psicóloga transpersonal, escritora, conferenciante y poetisa. Especialista en Esencias Florales, Homeospagyria (Homeopatía) y AONC (Auto Observación Neutro Consciente – Neurociencias) se dedica a la psicología clínica desde 1992.

Enseña la práctica de la meditación como vía de autorrealización y servicio desde 1994. Realiza talleres prácticos para el entrenamiento en la aceptación, el perdón, la compasión y los demás valores que conducen a alinear la personalidad con el alma. Colabora desde hace 20 años con periódicos,   revistas y webs mediante artículos que promueven el despertar de la consciencia y la cultura de la paz.

Autora de VALORES QUE CURAN: Hacia una Psicología del alma,  La Sal de la Tierra y La Vida Siempre puede más (anahataediciones.com).

SUSCRIBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Estamos decididos a cuidarte. Conoce como mejorar a nivel físico y emocional.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »