fbpx

 

LA TERAPIA DEL SONIDO. 1ª ENTREGA 

 

La música y el sonido han sido usados desde los primeros tiempos como vías para sanar el cuerpo y transformar estados mentales y emocionales. 

Un clásico ejemplo de esto es Pitágoras, el matemático griego, que usaba la música para calmar y sanar a personas que sufrían crisis emocionales. Los cantos de culturas antiguas ayudan a la meditación y a la reflexión. Las canciones de cuna han ayudado a dormir a los niños a través de los tiempos. La tecnología moderna nos ha dado sonidos y frecuencias específicas que, por ejemplo, ayudan en el tratamiento de las drogadicciones, activando la producción de ciertas sustancias químicas en el cerebro. Tanto si este uso ha sido consciente como inconsciente, antiguo o moderno, la música y el sonido han tenido y continúan teniendo una gran influencia en nuestro bienestar físico y emocional, como si pudieran tocar las emociones directamente y profundamente, activando las propiedades resonantes del cuerpo humano.

Una de las primeras referencias escritas en el Oeste sobre el uso de la música para Ia terapia pertenece a un antiguo texto hebreo. En el Talmud se mencionan aparatos que producían gotas de agua que caían de forma continuada en un cuenco de metal, creando de esta forma un continuo murmullo monótono que ayudaba a las personas a dormir y reestablecerse.

Posteriormente, la música ha surgido como un importante foco sanador o espiritual en las civilizaciones del Este, pero siempre formando parte de hechizos o uniones con el cosmos.

La percepción humana de la música no coincide en los diferentes contextos culturales. Nosotros percibimos el sonido basándonos en las leyes de la física, nuestra única fisiología potencial de resonancia. Esta percepción también aparece en los hombres primitivos. Ellos son capaces de percibir los intervalos. La evidencia de esto es un hueso fragmentado que se ha encontrado perforado con agujeros que debió utilizarse como una flauta antigua. 

Esto nos permite especular que estos agujeros pudieron haber creado la escala que es común a todas las culturas a través de la historia. Esta escala es conocida como pentatónica o escala de 5 tonos.

 
CHINA

Los chinos utilizaban el sonido y la música para mantener y crear armonía en su civilización. Creían en la creación de salud y bienestar, y en la regulación de emociones a través de la música. Según sus creencias, estos sonidos y músicas sicas provienen del cosmos, y de esta forma nos llega la armonía celestial a la tierra. Los tonos suaves de la flauta eran los favoritos de los chinos. El laúd y otros instrumentos de cuerda eran usados para crear intervalos perfectos o puros, que representen la armonía pura de los cielos

En el ámbito cultural, el mantenimiento de la armonía entre el cielo y la tierra abría la posibilidad de crear el cielo en la tierra. Crear música era un acto muy serio que se realizaba bajo el ojo vigilante del emperador. Celebraciones como las de los solsticios podían reunir a unos tres mil músicos. La música china antigua no incluía la expresión personal de los compositores, aspecto muy relevante en las culturas occidentales. Estaba centrada en mantener ciertos estándares en Ia armonía y el equilibrio.

Los chinos son un importante y particular ejemplo del uso e integración de la música en el campo de Ia medicina y la medicina preventiva, ya que ellos creían que la enfermedad surge a causa de un desequilibrio o desarmonía. 

En el sentido más literal de la palabra armonía, ellos pretenden crear y mantener la armonía a través de la música, interpretada también como corrección del desequilibrio y la desarmonía.

Ellos creían que el estado del país se reflejaba en su música. De acuerdo con Confucio: “Si alguien quiere saber si un país está bien gobernado, y si su moral es correcta o incorrecta, la calidad de sus músicos le dará la respuesta”. Con este fin, el emperador tendría que viajar a través de su reinado para asegurarse que todas las orquestas sonaban bien. 

La base de la música se encontraba en la armonización y la alineación, produciendo sonidos claros e intervalos que no tenían que olvidarse en medio de la complejidad de la armonía que podía ser escuchada.

La filosofía china declare que la innovación artística puede provocar la rotura del equilibrio geométrico con los cielos. La afinación que utilizaban para su música, basada en intervalos puros era muy importante. Ellos creían que, si cambiaban estos intervalos puros, utilizados para incrementar las posibilidades melódicas de la música, podían provocar a su vez un cambio social. El cambio musical en los intervalos puros podía reflejarse en un cambio social drástico que sería utilizado para crear un gran desarrollo material y tecnológico. Este progreso iría en detrimento de la armonía espiritual y la transformación mística de la mente. Finalmente, si la música equivocada entrase en el reino, la dinastía podría derrumbarse. Como leeremos a continuación, esto es lo que ocurrió exactamente en el Oeste.

 

Rosa Sorrosal
Terapeuta Sinterética y Psicóloga clínica en Centre Médic Matterhorn

ROSA SORROSAL

Rosa Sorrosal Marí es Licenciada en Psicología Clínica (Trastornos de Ansiedad, Depresión, Sexología, Terapia de Pareja). Especialista en Terapias Bioenergéticas y Sintergéticas, Cromoterapeuta, Terapeuta Floral y Terapeuta del Sonido.

Terapeuta Sinterética y Terapeuta de Sonido.

Psicóloga clínica en Centre Médic Matterhorn.

SUSCRIBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Estamos decididos a cuidarte. Conoce como mejorar a nivel físico y emocional.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »