fbpx

INTRODUCCIÓN

Las enfermedades metabólicas son un grupo numeroso de enfermedades, hereditarias o adquiridas, cada una producida por el bloqueo de alguna vía metabólica en el organismo. El efecto de estas alteraciones varía según la vía afectada y la severidad del bloqueo. Tanto los efectos tóxicos de las sustancias acumuladas, como la deficiencia de los productos, son los principales responsables de las manifestaciones clínicas.

La expresión de estas enfermedades puede variar en intensidad, desde las leves, que con tratamientos médicos pueden superarse o al menos permitir que los pacientes puedan llevar una vida normal con medicación, hasta las incapacitantes que reducen la calidad y expectativa de vida. El modus vivendi, principalmente la alimentación, puede hacer que algunas de estas enfermedades aparezcan o mejor, se expresen o no. Algunas de ellas pueden afectar a sectores amplios de la población como es el caso de la diabetes, la obesidad, las dislipidemias, etc., todas las cuales pueden condicionar la aparición de enfermedades cardiovasculares.

La mayoría se hereda de forma autosómica recesiva (ambos padres portadores sin síntomas), algunas de forma recesiva ligada al cromosoma X (madre portadora) y otras son de tipo mitocondrial. Pueden afectar el equilibrio de los glúcidos, de los nucleótidos, de los lípidos, el equilibrio acido básico, iónico, osmótico, hídrico, mineral, fosfocálcico, vitamínico, etc.

Otras en cambio se producen como consecuencia de la relación entre lo heredado y lo adquirido (el medioambiente) como por ejemplo la diabetes tipo 2.

DESÓRDENES CONGÉNITOS DEL METABOLISMO

Los Errores Congénitos del Metabolismo (ECM) son enfermedades genéticas basadas en la alteración de una proteína o de una enzima que hace que un proceso metabólico quede bloqueado.

Aunque su incidencia individual es baja, la creciente y continua descripción de nuevas enfermedades (más de 700 en el momento actual) hace que, consideradas en su conjunto no sean infrecuentes: uno de cada 800 recién nacidos vivos nace con un ECM y el 50% de ellos desarrolla la enfermedad durante el período neonatal.

Los defectos más frecuentes son los que afectan las vías de degradación de nutrientes (proteínas, hidratos de carbono, grasas). Aunque la clasificación de estas es muy extensa menciono algunos principales:

Errores Congénitos del Metabolismo (intermediarios, de biosíntesis o de neurotransmisores), Desordenes del metabolismo de Amino-ácidos (fenilketonuria, enfermedad de Jarabe de Maple), Desordenes del metabolismo de los Carbohidratos (galactosemia, deficiencia de la Glucosa-6-fosfatasa, etc), Desordenes Mitocondriales (ataxia de Freidrich, deficiencia de la Citocromo C-oxidasa), Desordenes Peroxisomales (Síndrome de Zellweger), Desordenes de almacenamiento de lisosomas (mucopolisacaridosis, Esfingolipoidosis (Enfermedad de Gaucher), Oligosacáridosis, Mucolipidosis) y Desordenes de la Oxidación de Ácidos Grasos (defecto de captación de Carnitina)

ENFERMEDADES METABÓLICAS ADQUIRIDAS

  1. Diabetes tipo 1 y 2 y la Diabetes Gestacional.
  2. Desórdenes lipídicos: Aunque los trastornos lipídicos son en general adquiridos también pueden ser hereditarios.
  3. Obesidad: de origen multifactorial.
  4. Intolerancia a los alimentos: La mayoría de las personas pueden comer una gran variedad de alimentos sin problemas. No obstante, en un pequeño porcentaje de la población hay determinados alimentos o componentes de alimentos que pueden provocar reacciones adversas, que van desde pequeñas erupciones hasta reacciones alérgicas severas. Las dos causas más comunes de las intolerancias alimentarias son la lactosa y el gluten. La lactosa es el azúcar que se encuentra en la leche. Normalmente, la enzima lactasa, que está presente en el intestino delgado, descompone la lactosa en azúcares más simples (glucosa y galactosa), para que puedan ser absorbidos por el torrente sanguíneo. Cuando la actividad de la enzima es demasiado baja, la lactosa no se puede digerir, y pasa al intestino grueso, donde es fermentada por las bacterias de la flora intestinal. Esto puede provocar síntomas como flatulencia, dolor y diarrea. La intolerancia al gluten (una proteína que se encuentra en el trigo, el centeno, la cebada y las avenas) alterara la mucosa del intestino delgado reduciendo su capacidad de absorción de nutrientes esenciales como las grasas, las proteínas, los carbohidratos, los minerales y las vitaminas. Entre sus síntomas destacan la diarrea, la pérdida de peso, la fatiga, la irritabilidad y el dolor abdominal. En los niños, se pueden dar síntomas de desnutrición, entre ellos problemas de crecimiento.
  5. El síndrome metabólico: está definido, según la NCEP (National Cholesterol Education Program), por la presencia de al menos tres de los siguientes cinco criterios:
  • Valor de Glucosa en sangre por encima de 100 mg/dl, o paciente en tratamiento farmacológico para Diabetes.
  • Valor de HDL (colesterol “bueno”, menor de 40 en hombres y 50 en mujeres o, paciente en tratamiento farmacológico para Hipercolesterolemia.
  • Valor de Triglicéridos mayor de 150, o paciente en tratamiento farmacológico para Hipertrigliceredemia.
  • Obesidad, definida por diámetro de cintura mayor de 102 cm en hombres y 88 cm en mujeres.
  • Hipertensión, definida por valores iguales o mayores a 130/85, o paciente en tratamiento farmacológico para Hipertensión.
  • Hiper e hipotiroidismo

Mi experiencia clínica en el manejo de las enfermedades metabólicas con el uso de la Sintergetica, aunque es limitada en el caso de las enfermedades hereditarias, ha sido amplia y efectiva en los trastornos adquiridos.

Acogiéndonos a algunos de los preceptos fundamentales del abordaje sintergético: no se tratan enfermedades sino enfermos, y no guiándonos por protocolos específicos, el punto de partida ha sido el trinomio: TERRENO-RELACIÓN-REACCIÓN.

Iniciando con el interrogatorio, hemos encontrado en la mayoría de los pacientes tratados factores comunes como: dificultad en el control del peso, dieta inadecuada, falta de ejercicio y preocupación excesiva por su situación económica, este último asociado a sobrecarga laboral. Otros síntomas asociados incluyen: trastornos del sueño, agotamiento de energía e irritabilidad.

Es importante destacar que entre un 60-70% de estos pacientes ya estaban en tratamiento farmacológico por varios años para una o varias de sus condiciones.

Siguiendo con el examen físico establecido, el sobrepeso y la obesidad se destacan siguiéndolos de cerca la elevación de la presión arterial. Dentro de este tópico y para lo que nos interesa, el Balance Energético Global (BEG), medición obtenida a través de la palpación del pulso, arrojo resultados variables, desde compromiso serio de la energía ancestral (balances por debajo de 9) pasando por exceso de energía en la segunda posición (Pitta), hasta déficit focalizado del pulso superior (Vatta).

En cuanto al tratamiento en sí, y una vez definido el BEG y las alteraciones de la dinámica energética del paciente, utilizamos tres aproximaciones básicas:

Primero, el uso de laser en combinación con los filtros RAM, la tecnología omega y los NET-FIELD todo esto sintetizado en la preparación de la esencia de semillas y grabado en ella a través del phi-3.

Segundo, el uso de preparados de Bioregulacion de la línea HOLORAM (investigación original del Dr. Jorge Carvajal en asocio con Natursanix de España, para los que no los conocen). Entre estos preparados, y de acuerdo a las patologías de mayor incidencia en la consulta diaria, se destacan: REGULIN M, DETOX, ENAMI, EQUILIFE y ENDOKRIUM.

Por último, hacemos el mayor énfasis en la autogestión: más allá de las consideraciones con respecto a ajustes dietéticos, el ejercicio diario, la práctica de disciplinas como el yoga y la meditación, enfatizamos en la percepción del sentido de la enfermedad en términos de su significado, mirando ese significado a la luz de la evolución espiritual.

Desde la perspectiva Sintergetica interactuamos con el ser humano, su contexto y su subjetividad, pero no dejamos de lado la búsqueda de la efectividad terapéutica.

Dr. Renato Segura Rodríguez

El Dr. Renato Segura-Rodríguez es médico cirujano. Su extensa experiencia clínica incluye Medicina Occidental y Medicina Alternativa, todo lo cual desarrolla en el concepto de MEDICINA INTEGRATIVA.

Después de terminar la Facultad de Medicina, se involucró en el estudio de diferentes sistemas de medicina alternativa y terapias como la acupuntura manual coreana, la Electroacupuntura, la homeopatía y la terapia neural.

En el 2000 se trasladó a Estados Unidos y completó un Master en Medicina Oriental en la Universidad de SAMRA en Los Ángeles, California y obtuvo su Licencia de Acupuntura y luego un Diplomado en Medicina Oriental. En los Estados Unidos trabajó como asistente quirúrgico en cirugía plástica y también pasó muchos años en investigación clínica en el Hospital de Veteranos de Miami, la Universidad de Miami y el Hospital Comunitario de Boca Ratón, centrándose en la Investigación en diferentes campos como: Esclerosis Múltiple, Epilepsia, Oncología y Cardiología.

Desde 2010, el Dr. Segura está profundamente involucrado en la práctica de la SINTERGETICA.

Actualmente está practicando en diferentes Centros Médicos en Hollywood, Sunrise y North Miami y también trabaja en la sala de emergencias en un hospital comunitario local en el sur de la Florida.

Es coordinador y responsable académico de Sintergética USA, organizador de formación de la A.I.S. en Miami.

BIBLIOGRAFÍA

ENFERMEDADES METABÓLICAS.[en línea] Pontificia Universidad Católica de Chile

Facultad de Medicina. [citado el 31 de agosto del 2013]. Disponible en Internet

http://contacto.med.puc.cl/pediatria/PDF_PED/enf_metabolicas.pdf

ALERGIAS E INTOLERANCIAS ALIMENTARIAS

The EuropeanFood Information Council. Su guía sobre la seguridad y calidad alimentaria, y salud y nutrición para una dieta equilibrada y un estilo de vida saludable [citado el 31 de agosto del 2013]. Disponible en Internet

http://www.eufic.org/article/es/expid/basics-alergias-intolerancias-alimentarias/

ENFERMEDADES CONGÉNITAS DEL METABOLISMO EN EL PERIODO NEONATAL. [en línea] Facultad de Medicina y Odontología de la Universidad de Santiago de Compostela [citado el 31 de agosto del 2013]. Disponible en Internet

http://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/45.pdf

Saudubray JM, Chappentier C. Clinical phenotypes: Diagnosis/algorithms. In: Metabolic and molecular bases of inherited disease, Scriver CR, Beaudet AL, Sly WS, Valle D (Eds), McGraw-Hill, New York 2001. p.1327.

Wappner RS, Hainline BE. Introduction to inborn errors of metabolism. In: Oski’s pediatrics. Principles and practice, 4th ed, McMillan JA, Feigin RD, DeAngelis C, Jones MD (Eds), Lippincott, Williams and Wilkins, Philadelphia 2006. p.2145.

Wappner RS. Biochemical diagnosis of genetic diseases. Pediatr Ann 1993; 22:282.

Weiner DL. Metabolic emergencies. In: Textbook of pediatric emergency medicine, 5th ed, Fleisher GR, Ludwig S, Henretig FM (Eds), Lippincott, Williams and Wilkins, Philadelphia 2006. p.1193.

Lindor NM, Karnes PS. Initial assessment of infants and children with suspected inborn errors of metabolism. Mayo Clin Proc 1995; 70:987.

Kamboj M. Clinical approach to the diagnoses of inborn errors of metabolism. Pediatr Clin North Am 2008; 55:1113.

Roe CR, Ding J. Mitochondrial fatty acid oxidation disorders. In: Metabolic and molecular bases of inherited disease, 8th ed, Scriver CR, Beaudet AL, Sly WS, Valle D (Eds), McGraw-Hill, New York 2001. p.2297.

Schapira AH. Mitochondrial diseases. Lancet 2012; 379:1825.

Pfeffer G, Majamaa K, Turnbull DM, et al. Treatment for mitochondrial disorders. Cochrane Database Syst Rev 2012; :CD004426.

Newsletter

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »