fbpx

 

EL VIAJE DE REGRESO

“Solo por la belleza del regreso se explica la existencia de un sentimiento tan desinteresado como la nostalgia”

Maruja Torres

 

Recordar quienes somos en ocasiones implica un largo camino. Volver al centro, retornar a casa es sondear la ruta que conduce al corazón, al verdadero encuentro, a la pasión, donde el silencio espera por el diálogo sincero, sin tapujos ni prejuicios, para vivir sin repetirnos. Es hacer efectivo el tiquete de regreso para dar el paso de la ausencia a la presencia. Gestar desde el sentir para dar respuesta a lo sustancial.

Estar de regreso es renunciar a designios y condicionamientos. Es intentar hasta conquistar. Ignorar la ofensa o la frustración y recibir con gozo los frutos del esfuerzo y el aprendizaje. Es mitigar la lejanía y encontrar consuelo en la caricia. Darle alas a la cordura para no ser víctimas de la desventura. Es construir desde el recuerdo pero sin el hastío de la nostalgia y sin las ataduras de los imposibles. Es reconocer el nido de los encantos porque en ellos residen los lazos irrompibles de la proximidad que perdura como centinela de lo vivido. Es recuperar el sentido de lo esencial para cicatrizar las premuras. 

Emprender el viaje de regreso es poner en la balanza los milagros del día a día e intuir que pesan más que las derrotas. Es entender que el viento de tormenta puede ser reemplazado por la brisa que disipa las angustias. Es apelar a la osadía para cegar la cobardía. Es volver a creer porque lo esculpido desde lo sentido siempre será fuente de inspiración y estará en la mejor esquina, en la estación donde la memoria se detiene y se deleita con la profecía del reencuentro.

Asistir al regreso es clausurar la puerta del desgano y el desfallecimiento para comenzar la travesía desde los mejores argumentos y rodar por las calles de la convicción y la certeza. Es evitar la distracción para entrar en la vía corta hacia la auténtica aspiración. Es ordenar los pulsos al ritmo del prisma de la conciencia y vestir el traje del optimismo y la tenacidad para dibujar el paisaje que estaba en el tiempo de lo eterno esperando para quedarse sin pensar de nuevo en mudarse. Es escapar de la ilusión para cristalizar la esperanza y liberar los lamentos. Es ceder sin recatos al embrujo del amor para experimentar las delicias del momento irrepetible. Es redactar la declaración que acepta el desafío para poner a prueba el coraje impulsado por la fuerza de los motivos.

Que ese camino de regreso marque el comienzo del reconocimiento del verdadero ser y que el calendario nos acerque cada vez más al encuentro con lo  sublime en la leyenda de la promesa cumplida…

 

Alejandro Posada Beuth

 

ALEJANDRO POSADA

Alejandro Posada es médico cirujano con más de 25 años de experiencia y formación en medicina tradicional China, auriculoterapia y auriculomedicina, fitoterapia, medicinas vibracionales, terapia neural, medicina biológica, ayurveda y sintergética. Cofundador del grupo VIAVIDA y la Asociación Internacional de Sintergética.

SUSCRIBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Estamos decididos a cuidarte. Conoce como mejorar a nivel físico y emocional.

Traducir »