fbpx

CONEXIÓN NATURAL, UN APORTE A LA VIDA Y LA PAZ

 

Cantos de Agua es una pequeña reserva natural donde vivo con mi familia. Era un potrero hace 10 años y ahora, gracias al trabajo que hemos hecho, se ha convertido en un paraíso con una gran biodiversidad, un lugar que es un canto a la vida.

Mi trabajo actualmente se centra en las siguientes actividades:

 

La propagación de vegetación nativa

Permanentemente colecto una gran variedad de semillas, las planto en semilleros con un sustrato adecuado, les brindo los cuidados esenciales para su germinación, crecimiento, desarrollo y trasplante a campo… Las semillas son cofres mágicos que guardan la vida. Cada semilla es única e irrepetible, verlas germinar y ver crecer cada planta es un milagro permanente, es poder sentir cómo se expresa la vida.

Para mí, cada ser, cada planta, el otro, los otros, son como una semilla que guarda adentro toda la esencia amorosa del Gran Espíritu Creador. Cada uno es como una semilla que se va despertando y va desarrollando todo el potencial amoroso que tiene adentro, pero al igual que la semilla de un árbol, necesita cariño y cuidados especiales: suelo fértil, riego, abono orgánico, calorcito, protección contra tormentas, plagas y enfermedades… Todos estos cuidados son esenciales para su desarrollo y para poder expresar esa esencia amorosa que guarda dentro de sí.

El cuidado de las semillas y la siembra de árboles nativos, representa para mí una oportunidad de asumir mi responsabilidad con la ampliación de coberturas boscosas, la conservación de los bosques y de la biodiversidad y el poder contribuir a la continuidad de la vida en el planeta y a la paz.

La paz es una responsabilidad de todos, para construirla, es necesario reconocer en nosotros mismos esa esencia amorosa que tenemos dentro y reconocer en el otro ese gran potencial que está dentro de él.

 

Talleres de ‘Conexión Natural’

Es urgente y necesario reconectarnos con lo natural, con lo vital. Comprender que los bosques son más que muchos árboles juntos y que son el hábitat de muchas especies. Comunidades maravillosas donde se tejen relaciones fascinantes, esenciales para garantizar la vida en el planeta. Descubrir esas relaciones nos permite valorar el milagro de la vida: “Cuando reconoces el amor y la belleza que existe en una semilla, en un hongo, en una hormiga, en una abeja, en un árbol, en un bosque, en un río, en una estrella, en EL OTRO… y agradeces a La Vida su existencia, comprendes que hacemos parte de una comunidad planetaria, cósmica, donde cada ser es esencial. Este reconocimiento, valoración y respeto del otro, te permite encontrar tu esencia y aportar a la construcción de una Nueva Casa Común, justa, equitativa, pacífica y en armonía con la naturaleza”.

Los bosques brindan protección, abrigo y alimento a muchas especies, regulan el agua, capturan CO2, purifican el aire y nos dan oxígeno, regulan el clima del planeta, mantienen la fertilidad del suelo, nos proveen medicinas, fibras, maderas… y nos proporcionan espacios para nuestra salud, el descanso y la recreación, entre muchos otros beneficios. Sin los bosques no podríamos vivir.

La respiración nos une, los árboles y nosotros, estamos íntimamente conectados. Imaginemos hilos invisibles por donde viene el oxígeno que ellos producen y por dónde va el CO2 que nosotros exhalamos durante la respiración, hilos vitales. Algo similar pasa con el agua, sin bosques, no tendríamos agua. Y así sucede con todos los servicios ambientales que están asociados a los bosques.

Vivo en Colombia, el segundo país más biodiverso del mundo, sin embargo, las cifras de deforestación en el país, son enormes, se están talando más de 1000 has. diarias de bosques. La principal causa de la deforestación es que estamos desconectados de la naturaleza, el consumismo desmedido y las ansias de dinero y de poder, están por encima de la vida. Actividades como la ganadería extensiva, la expansión de la frontera agrícola, la extracción ilegal de maderas, la minería, los cultivos ilícitos…, han ocasionado la pérdida de muchos bosques. Y además de perder ese gran patrimonio natural, estamos perdiendo todos los bienes y servicios ambientales que ellos nos brindan.

Con relación a los bienes ambientales, los bosques albergan ‘tesoros escondidos’: actualmente el 70 % de las medicinas se extrae de los bosques, además nos proporcionan antioxidantes, aceites esenciales, tintes, fibras, … El uso sostenible de dichos recursos -en el país con la mayor biodiversidad del mundo, por área de superficie-, significa un potencial enorme para mejorar las condiciones de vida de la población. El Estado colombiano debería visibilizar esta gran oportunidad e invertir recursos en investigación sobre uso sostenible de la biodiversidad, como una gran alternativa para el desarrollo rural sostenible del país (primer punto de los Acuerdos de Paz), la convivencia armónica y la paz.

Los bosques son la Casa de la Vida, protegerlos es responsabilidad de todos para garantizar la vida de las presentes y futuras generaciones.

 

Apoyo a los proyectos de varias organizaciones no gubernamentales

Inquieta por la tala indiscriminada de los bosques, desde la Asociación Ecológica Madremonte, formulé el plan estratégico Bosques para la Vida, y actualmente hago parte del Comité Coordinador de dicha organización. Soy socia de Salvamontes Colombia y apoyo el desarrollo de proyectos de la Fundación Darién y de la Unión de Seglares Misioneras (USEMI). El objetivo de estas organizaciones es: conservar los bosques nativos y la biodiversidad, ampliar coberturas boscosas mediante la siembra de árboles nativos, mejorar las condiciones de vida de las comunidades rurales y aportar al desarrollo sostenible y a la consolidación de la paz en el país y en el planeta.

Nora Londoño

Nora Londoño es bióloga. Desde niña ama la naturaleza y la vida en el campo. Durante muchos años ha trabajado en las áreas de educación ambiental y desarrollo sostenible. Actualmente vive con su familia en una pequeña reserva natural llamada Cantos de Agua, un espacio que diez años atrás era un potrero y actualmente se ha convertido en un bosque con una gran biodiversidad. Allí realiza talleres de ‘Conexión natural’ para generar conciencia de la necesidad de reconectarnos con lo natural y conservar los bosques nativos. Hace parte de varias ONGs ambientales y es Impulsora del programa Bosques para la Vida, de la Asociación Ecológica Madremonte.

SUSCRIBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Estamos decididos a cuidarte. Conoce como mejorar a nivel físico y emocional.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »