fbpx

 

CONECTA CON TU ALMA A TRAVÉS DEL MINDFULNESS

 

Mindfulness literalmente significa conciencia plena, mente plena, darse cuenta plena. En español tenemos una palabra sin “S”: “conciencia”, que es para la toma de conciencia, para darse cuenta, para saber que hacemos algo malo. Y la “consciencia” (con “SC”) que viene del latín cons y ciencia, que es hacer algo con la ciencia, con la sapiencia, con el saber profundo y eventualmente conectado a eso que llamamos el campo de conciencia.

 

El mindfulness es un ejercicio de darse cuenta que viene directamente del budismo, aunque muchos maestros budistas, tibetanos y de diferentes corrientes no reconocen directamente el mindfulness comercial como una práctica concreta del budismo. Es derivada del budismo y tiene unos elementos muy hermosos que voy a exponer de manera muy sencilla y que están implícitos en su nombre.

 

Es darse cuenta: si estoy comiendo me doy cuenta de que estoy comiendo, si estoy caminando me doy cuenta de que estoy caminando, si estoy mirando un atardecer me doy cuenta de que estoy mirando un atardecer, si estoy conversando con alguien me doy cuenta de que estoy conversando con alguien. ¿Qué sucede? La mayor parte de las veces nuestro esquema de vida está basado en el temor, el temor hacia el futuro y basado en el resentimiento, en lo no resuelto del pasado. Tenemos la mente y la emoción atrapadas y enredadas en una cadena de eventos, de pensamientos y de proyecciones, y pocas veces estamos en el momento presente.

 

El mindfulness parte de un principio muy sencillo: “solo podemos actuar en el presente” . 

 

Si actuamos con conciencia plena algo en nosotros se serena, se silencia, se alinea, se organiza y se enfoca. Vamos a hacer un ejercicio para tomar conciencia de una manera diferente.

 

Vamos a sentarnos de nuevo y a tomar conciencia de la manera en que nuestros glúteos, nuestras nalgas, nuestras caderas están posadas en la silla. Si tenemos la espalda recostada el contacto de la espalda con el respaldo, si la tenemos al aire simplemente su grado de verticalidad. Si tenemos tensiones, el contacto de nuestros pies con el suelo. Y observemos que en la medida en que vamos registrando estas sensaciones, algo en nosotros se va aquietando. ¿Qué sucede? Nuestros sentidos funcionan en el presente: yo siento sensaciones en el presente, yo veo cosas en el presente, yo escucho cosas en el presente, yo huelo lo que tengo en el presente, gusto los sabores de lo que tengo en este momento en la boca. La fuerza de registrar desde la conciencia, desde el darse cuenta, aquello que nuestros sentidos están percibiendo tiene la virtud de anclarnos de una manera mucho más serena en el presente. Si yo después de ese registro que hice comienzo a respirar lenta y profundamente, a darme cuenta de cómo el aire frío entra por la nariz y desciende, cómo se llenan los pulmones, baja el diafragma, llega al punto Hara (punto entre el ombligo y el pubis) y se activa y empiezo a sentir como un hormigueo en el corazón y a sonreír desde el corazón y mantengo esas percepciones en el momento presente, las inquietudes por qué voy a cocinar, porque no me va a llegar el dinero, por estas y otras cosas inmediatamente se disuelven. Y en la serenidad que surge, en estar vinculados profundamente con ese momento presente yo empiezo a darme cuenta de otras cosas que me ayudan a actuar y a tomar decisiones más coherentes.

 

Un ejercicio muy sencillo de mindfulness es llevar la mano derecha desde donde la tengas apoyada en este momento a la punta de la nariz. Siente el espacio alrededor de la mano, el brazo, el antebrazo, el codo, el hombro, el cuello, y cómo se van moviendo muy lentamente. Cuando nos damos cuenta de las pequeñas cosas que suceden en ese movimiento la emocionalidad cambia.

 

El mindfulness es una herramienta que, en la medida en que me permiten estar más sereno y conectado con la experiencia, me permiten ir más profundo hacia un nivel de inocencia y de trascendencia, hacia una conexión más profunda con el alma. Y desde ese contacto profundo con el alma asintiendo a lo que somos, montándonos en la ola de lo que no podemos controlar, vamos a descubrir el para qué, vamos a descubrir el plan del alma y vamos a poder ser mucho más coherentes, felices, productivos, amorosos, sanos, íntegros y útiles a la humanidad. 

 

Dr. Juan José Lopera

 

JUAN JOSÉ LOPERA 

Médico, docente y terapeuta sintergético, y actual Presidente de la Asociación Internacional de Sintergética. Diplomado en Gestión Clínica y Organizacional del Estrés (Institute of Heartmath). Docente titular en Sintergética (AIS). Máster en Programación Neurolingüística (Richard Bandler, Global NLP), en Coaching de vida, ejecutivo y emocional (Global NLP), así como en Coaching Sistémico (Talent Management).

SUSCRIBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Estamos decididos a cuidarte. Conoce como mejorar a nivel físico y emocional.

Traducir »