Miguel Angel Martínez, gerente de Healthy México, organizador de formaciones en Sintergética y Manos para Sanar en México D.F., nos hace llegar su bello escrito, sobre el Volcán del Fuego, activo en estos días en tierras de Guatemala:

El “Volcán de Fuego” es uno de los más puntos más activos del Continente Americano. Su nombre indígena es “Chi’gag“, (del Cakchiquel “donde está el fuego“). Sus impresionantes erupciones se vienen registrando desde 1524, mismas que son vistas a kilómetros de distancia. Probablemente, es el volcán más activo desde la conquista, a tal extremo que se afirma que Pedro de Alvarado pudo verlo en erupción en el año de 1524, según el mismo lo reportó en sus escritos.

Durante las jornadas de salud celebradas el sábado 30 de septiembre de 2017 en la Ciudad de Antigua, Guatemala, se podía apreciar claramente la forma cónica del Volcán. El coloso tiene una altura de 3763 msnm, tiene la forma de un cono que se alarga considerablemente hacia el sur. Forma una tríada de “puntos calientes” con los volcanes de Agua y Acatenango, mismos que están próximos a la base del “Volcán de Fuego”. De hecho, comparte el mismo bloque volcánico con el Volcán Acatenango. Originalmente, ambos eran referidos por los conquistadores como los volcanes de Fuego. Las constantes erupciones del volcán hacen que los suelos en la región, sean terrenos con una riqueza mineral, óptima para la siembra.

Los indígenas de Alotenango, cuentan la leyenda siguiente:

El volcán conservó el nombre de “Volcán de Fuego” recibido por sus constantes erupciones. Cuando los sacerdotes españoles intentaron bautizarlo con el nombre de “Catarina” éste se negó rotundamente a recibir las aguas bautismales, provocando una erupción tan violenta que la cruz con la que pretendían bautizarlo fue arrojada hasta el palacio del obispo en Santiago de los Caballeros en Guatemala. Los sacerdotes tuvieron entonces terror del volcán y nunca intentaron bautizarlo nuevamente”. Es decir, desde su forma y función, el Volcán se autoafirmó con la energía yang que le caracteriza.

Por otro lado, desde el simbolismo estudiado en Sintergética, les dejo la siguiente reflexión:

Guatemala es un país que tiene una gran cantidad de volcanes y lagos interiores. El poderoso “Volcán de Fuego” se levanta  frente al Lago de Atitlan. Tanto el Volcán como el Lago tienen vida propia. Son la majestuosa representación de la naturaleza que nos muestra ying y el yang. La interacción de ambas energías provoca movimientos de trasmutación y trasformación. La Tierra, el Agua y el Fuego, viven, hablan, se manifiestan, son parte del ese desequilibrio armónico del que se habla en Sintergética. El Aire, la mente nos da la posibilidad de generar pensamientos solidarios, incluyentes, armoniosos y amorosos  para caminar hacia una sociedad con mayores niveles de conciencia.

Evidentemente, dichos movimientos provocan reacomodos, fricción y, lamentablemente, también se pierden vidas humanas, con las dolorosas consecuencia para familiares y amigos de quienes fueron alcanzados por los devastadores efectos de la erupción.

empatia_Isabella_Di_Carlo

La propuesta de la Sintergética puede solidarizarse con el apoyo moral. Imaginen la memorias ancestrales que se han despertado en la región de Centroamérica (ahora con la imágenes que se trasmiten en tiempo real, dichas memorias están presentes en todo el mundo), el pánico, la desesperanza y la vulnerabilidad que experimentaron los ancestros cuando la tierra ruge y el cielo se ennegrece.

Varios de ustedes han manifestado su deseo de colaborar. Bien puedan trabajar desde el corazón y con pureza de móvil para alinearnos y humanizarnos con los hermanos de Guatemala, y emitir pensamientos, emociones y sentimientos que pueda contribuir a que se restablezca la alineación del cerebro el cerebro reptil, el límbico y el neo córtex en quienes así lo requieran.

La Dra. Luz Ángela Carvajal Posada, escribió la reflexión siguiente:

 GAIA SE REVELA

Esa es parte de su naturaleza.

La erupción de un volcán no es buena, ni es mala. Es natural.

Es natural la respiración profunda desde las entrañas del planeta que con su fuego abraza abrasando la superficie, dejando muerte y sustrato para una vida nueva.

No puede no respirar Gaia, no puede no haber muerte para que haya vida.

Cómo podemos participar como RMCS?.

Acompañando desde nuestra humanidad, irradiando unidos pulsos equilibrantes en medio de la miente, el terror y el dolor.

Restituyendo la luz de quienes murieron al hogar de la Luz, el Alma.

Sembrando en el suelo que recibe las cenizas, riqueza mineral del subsuelo profundo, las semillas del plan en los reinos vegetal, animal, humano .

Abrigando en nuestros corazones la viudez, la orfandad, la desolación y respondiendo a cualquier señal de petición de ayuda explícita que se realice.

Dra. Luz Ángela Carvajal Posada. RMCS

Medellín Colombia.

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………..

La natural naturaleza del planeta es así….

Gracias por la vida, gracias a ti.

Miguel Ángel Martínez Moya

Todos los que estuvimos en tierras de Guatemala, en la Caravana que tuvo lugar en septiembre del año pasado, guardamos en nuestros corazones tan bello país y a sus gentes. Compartimos con todos vosotros las experiencias vividas, en el siguiente vídeo:

empatia_Isabella_Di_Carlo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »