MEDITACION DE LUNA LLENA DE ESCORPIO

LAS NUEVE PRUEBAS
Isabella Di Carlo

La Meditación del Plenilunio de Escorpio de 2017 cae el sábado 4 de Noviembre a las 06.23 hs horario de España. La reunión grupal puede realizarse en cualquier horario 12 hs antes.

La energía de Escorpio está directamente activa desde el 23 de Octubre hasta el 22 de Noviembre, pero la Luna Llena de Escorpio es el momento en que ella se derrama sobre la tierra con plenitud.

Viendo Escorpio desde una perspectiva espiritual recordamos que la Sabiduría Eterna enseña que es el signo que rige el Sendero del Discipulado en la época actual.  Su actividad se manifiesta mediante las pruebas, en palabras de Paralelos sería “ quemar todo lo impuro, y así transformar el plomo en oro”. El lema de Escorpio para los discípulos es: “Guerrero soy y salgo triunfante en la Batalla”.

LA REORIENTACION

La crisis de dejar de estar orientado hacia afuera y orientarse hacia el interior es nada menos que el regreso a casa. Cuando lo comenzamos somos confrontados con todo lo que hemos construido en nuestro viaje de ida, entonces tuvimos  indiferencia ante el sentir de otros, obramos con negligencia, abandonamos a personas y causas, por nuestro egoísmo fuimos injustos, abusivos, también sentimos odio, fuimos celosos y posesivos. En definitiva hubo vidas y vidas, vividas con ignorancia. En el regreso debemos enfrentar todas nuestras antiguas siembras y ajustar todas las cuentas. El sendero de Escorpio al presidir sobre ese regreso, es todo menos fácil, sus pruebas son múltiples y duras. Es la senda del buscador sincero que no ceja, que fortalece la voluntad, se templa y sólo así logra finalmente al triunfo.

El poema INVICTUS ( el favorito de Mandela) describe muy bien la energía poderosa del discípulo consagrado de Escorpio.

Desandar el camino transitado con ignorancia es equivalente a limpiar, retirar las capas que oscurecen la luz del alma. El alma es como decía Jung lo virtuoso en nosotros, es lo que en verdad somos, llevamos en nosotros la Luz, el Amor y la Sabiduría, pero cuando la materia prevalece, la luz del alma no es accesible, tampoco lo son el verdadero amor, ni la sabiduría.  A ese estado se le  conoce en las antiguas escrituras del mundo como caída o prisión.

Hay tres prisiones, cada una relacionada a tres errores, dando un total de nueve pruebas para liberarse:

1 – A través de la búsqueda de placer, del confort; de la errónea utilización del dinero, y de la sexualidad, el cuerpo físico cierra una puerta.

2 – Por la ambición, el odio, y el miedo, el cuerpo emocional cierra otra.

3 – El prejuicio, la crueldad, el orgullo, finalmente enjaulan al alma dentro del cuerpo mental.

Sombras oscuras, estos defectos se aposentan en nuestro interior y nos hacen olvidar nuestro origen, el olvido permite que la personalidad crezca fuerte, pero no que la conciencia interna le acompañe, y todo deberá en algún momento ser desandado.  Ese sendero, es el que rige Escorpio.  Para quien and el sendero de ida, este sendero de regreso es pura imaginación fatalista, en esa etapa se cree que las consecuencias de los actos erróneos pueden ser eludidas.

ENTRE LOS 49 Y LOS 56

El trabajo interior ocurre en secreto y en silencio, en santidad y simplicidad. Es una etapa de la metamorfosis, como una crisálida transformándose en mariposa, la construcción secreta del templo interior. En el ciclo de la vida, corresponde al tiempo entre los 49 y los 56 años (entre 7×7= 49 y 7×8= 56) por ser Escorpio el octavo signo.

GUERRERO DEL ALMA

Cito un párrafo del Capitulo 10, del libro Valores que curan, para ilustrar el trabajo de transformación.

Refiriéndose al al guerrero del alma dice: “Es precisamente porque ha vencido el orgullo y el deseo de protagonismo que no se vanagloria de sus victorias, y es porque no se vanagloria, que su victoria es real. Real es todo aquello que conduce a un bien mayor. Sólo conduce a un bien mayor aquello que transmuta el separatismo en consciencia de la unidad entre todos los seres. Al no ver a sus oponentes como enemigos, el guerrero del alma ve en todos el potencial de bondad interior, desea para todos que lleguen a ser guerreros del bien, junto a él.

Un guerrero del alma es soberano de sí mismo, de sus pensamientos, palabras y acciones. Así transforma:

– la preocupación en capacidad de actuar eficazmente;

– la envidia en satisfacción consigo mismo y respeto a los demás;

– los placeres perecederos, en experiencias humanitarias y espirituales;

– el apego o dependencia, en amor;

– el desamor y la culpa, en aceptación y autoestima;

– la pereza y la comodidad, en actividad rítmica continuada;

– la codicia en generosidad;

– el egoísmo en solidaridad;

– el orgullo en humildad;

– la tristeza en profundidad serena;

– la obsesión en perseverancia encauzada;

– el pesimismo y el temor, en visión sana, confianza y valor.

Cuando florece un guerrero germina un servidor, porque ¿qué es un servidor, sino un soberano de sí mismo? El servicio tiene al amor como nota clave, pero el amor nada tiene que ver con la sensiblería, la dependencia, la autoanulación a la que tan acostumbrados nos tiene nuestra cultura con sus películas, telenovelas, revistas y canciones dramáticas, desagarradas o empalagosas.  El amor es sinónimo de correcta identidad, por tanto de alineación con el alma, y tiene como condición previa, la soberanía sobre las propias emociones. La condición para el servicio es el amor y la condición para el amor es el valor, Gandhi lo expresa con máxima elocuencia cuando dice: “un cobarde es incapaz de mostrar amor, hacerlo está reservado para los valientes”.

¿Quién es un servidor? El que ha accedido al amor, y por tanto ve a Dios en todas las cosas y a un hermano en cada hombre. Para una victoria tan alta como el amor, se requiere, el valor de no doblegarse ante nada, ni nadie, no caer de rodillas jamás. La victoria requiere, cuando es posible ante cualquier hombre, vivir y morir de pie; vivir de rodillas ante el alma”.

LAS NUEVE PRUEBAS

La historia nos cuenta que Hércules debía matar a la Hidra de Lerna, un monstruo qué vivía en un pantano y que tenía nueve cabezas, una de las cuales era inmortal. Al golpear con su garrote una de la cabezas de la bestia y tumbarla, ésta reprodujo al instante otras dos cabezas. Hércules sólo logró dominar la bestia al levantarla del pantano, su punto fuerte (emociones turbulentas) y ponerla en el plano del aire (la mente iluminada) donde perdió poder y se destruyó, quedando al final solo la cabeza inmortal que él enterró como un tesoro.

Las nueve cabezas simbolizan las nueve pruebas que se enfrentan en Escorpio, como decíamos están divididas en tres planos:

  • el físico, donde se encuentran el sexo, la comodidad física excesiva y el dinero.
  • el emocional, donde están  el miedo, el odio, y la ambición, y
  • el plano mental, donde está el orgullo, la separatividad y la crueldad.

Siempre que alguien triunfa sobre una de estas pruebas, con la dificultad que esto representa, irradia más luz de su centro espiritual interior. El significado de levar la Hidra es que una vez que vemos nuestros vicios bajo la luz del alma, ellos dejan de tener poder para afectarnos.

Al vencer los nueve obstáculos desarrolla las nueve virtudes del discípulo trinfante:

  • virtudes físicas: afinidad, calidez, magnetismo, labor continua, generosidad.
  • Virtudes emocionales: intrepidez, júbilo amoroso, desinterés.
  • Virtudes mentales: humildad, unidad, inofensividad.

1 El sexo – Tenemos detrás de nosotros una larga trayectoria de dificultades con esta prueba. Ni la inhibición y represión (a las cuales la historia reciente se ha sometido a la sexualidad), ni abusar de ella (como sucede en la actualidad), son tratamientos equilibrados de la importante energía de la sexualidad.

La promiscuidad hace que la vida se vuelva vulgar, y convierte al hombre en un esclavo de su pasión dominadora, le resta paz y le debilita enormemente en sus funciones superiores. La actitud contraria, la que hace del matrimonio y de la sexualidad un pecado para el discípulo es igualmente errónea y peligrosa. Citemos textualmente a A. Bailey en su análisis del signo de Tauro: “No hay compartimento de vida, ni campo de expresión, ni deber, ni uso de instrumento físico, en la cual el alma no pueda cumplir la parte de factor dominante.  No hay condición de vida en la cual sea imposible para un hombre funcionar como un hijo de Dios. Pero el alma debe controlar y no la naturaleza inferior.
Continuamos con A. Bailey pero ahora en su análisis de Escorpio “ La sublimación implica el uso de la energía del sexo en esfuerzo creador. La transmutación de las energías humanas abre un campo de especulación y experimento. En la ciencia física, la energía del movimiento puede ser transformada en electricidad, y la del calor en movimiento. ¿Hasta qué punto, entonces, pueden las energías humanas ser re-orientadas? En primer lugar, la energía de la materia, representada por el alimento, es obviamente usada para producir la del movimiento. ¿Puede la energía impulsora de las emociones ser análoga mente reencauzada en la actividad del pensamiento? ¿Puede la energía de las pasiones agitadas encontrar expresión como aspiración? ¿Pueden las tendencias y las compulsiones de la naturaleza humana ser transmutadas en forma tal, que se vuelven poderes benéficos? ”.

2 La comodidad – Bajo su influencia el hombre pierde su característica más humana: el deseo permanente de autosuperación. Es intrínseco a la esencia misma del hombre buscar y conquistar nuevos niveles de conocimiento, nuevos territorios de la consciencia, nuevas cimas de visión, sin embargo nada de ello es posible para aquel que prisionero de la comodidad se sume en la apatía del vano disfrute de sus posesiones y su confort. Las luchas y las pruebas templan el carácter, avivan la creatividad, si en vez de elegirlas el hombre se deja arrastrar por la pasiva comodidad, permanecerá encallado hasta el día de despertar.

3 El dinero – Si bien es una de las pruebas iniciales de la secuencia estamos como humanidad lejos aún de haberla traspasado y en ello nos lo jugamos todo como civilización. Acumular dinero por la codicia de poseer más es un enfermizo mal que de tan extendido en la historia y en el panorama actual puede parecer intrínseco a la naturaleza misma del hombre. Nada más lejos de la verdad. Es intrínseco a la confusión del hombre, a su falsa identidad. Naciones, e individuos han caído una y mil veces ante esta feroz cabeza sin poderla dominar, en el presente sin embargo yace una real posibilidad. La humanidad en su conjunto pasa ahora las pruebas de Escorpio, si comprendemos la naturaleza de la ilusión, si elevamos la Hidra al aire de la mente, se desvanecerá esta destructiva, viciosa e insaciable sed de oro que destruye tanto a los que acumulan como a los que tienen poco. Cuando transmutemos en deseo de conquistar dinero en aspiración por el oro de la verdad y la inmortalidad, cuando empleemos el dinero para la vida y no la vida para el dinero, habremos superado esta prueba y habremos dado un paso enorme hacia la hermandad.

4 El miedo – El miedo es una vez más hijo de la ignorancia, se sostiene por la falsea identidad, por la creencia fatal de la muerte como final, por la creencia de que el mundo es arbitrario, desordenado e injusto. Cuando elevamos la mirada, cuando comenzamos a ver finalidades y no casualidades; cuando vemos sincronicidades y no accidentes fortuitos; cuando al mirar, ante nosotros descubrimos pruebas y oportunidades, en vez de dificultades, el miedo se desvanece gradual pero certeramente, como se retira la oscuridad en presencia del sol. Es elevando la mirada, es elevando la hidra, como el miedo deja de atenazarnos.

 5 El odio – Se diferencian tres niveles en el escorpiano, en el nivel inferior, el de la serpiente, el odio es literalmente eso, deseo de destruir, de dañar. Es un sentimiento terriblemente nocivo tanto para el destinatario como para el que odia, pues el Karma generado es grave. El odio en este nivel está emparentado con los celos y la envidia y debe ser imperativamente redirigido y reorientado, pues cuando se queda en ese nivel genera más odio en un circuito interminable, es el “ojo por ojo” que como Gandhi nos decía “dejará al mundo ciego”.

En el nivel del escorpión, el odio no es animosidad personal contra los demás sino rechazo activo de la injusticia, se odia a los que explotan a los demás, a los que obstaculizan el desarrollo espiritual de otros.

En el nivel elevado del águila no se odia sino que se ven las causas de la opresión y se trabaja a ese nivel para combatirlas. Habiendo transmutado el odio en comprensión y compasión el águila lucha consciente y eficazmente contra los agentes de la separación y la materia.  Cuando el odio es despojado de todo contenido emocional, se puede transformar en una energía que causa la regeneración de la forma.

6 El deseo de poder – Durante los últimos cien años el hombre ha liberado la energía de poder mucho más que la del amor. El resultado es la inestabilidad y el desequilibrio. El poder, cuando no está relacionado con el amor, es una fuerza corruptora. Muchas tragedias en las relaciones humanas, resultan del incontrolado deseo de dominar la verdad de los otros, de dictar y regular su conducta. El que substituye los principios éticos por consideraciones de poder, engendra perpetua lucha. Los altos ideales que han servido como faros a través de los siglos, la hermandad, la cooperación, el idealismo, brillan oscuramente mientras el poder es el factor determinante en la sociedad.

Cuando es transmutada, sin embargo, la voluntad de poder se convierte en la voluntad de realizar y la voluntad de sacrificio. La rigurosa, ego-céntrica voluntad, se transforma en un agente dispensador de dones benéficos. Entonces, realmente, el poder sirve al amor y el amor glorifica al poder.

7 El orgullo – Necesitamos sentir que somos valiosos, necesitamos construir una personalidad definida, diferenciada, fuerte, desarrollada y tener reales logros. Necesitamos ir aún más allá y conquistar un día la autenticidad, ser únicos, irrepetibles, originales. Todo ello es posible sin caer en el orgullo. El orgullo es la distorción asfixiante de estos anhelos sanos. El orgullo aleja, separa y lo que es aún más grave detiene. Con orgullo ya no se puede aprender pues sólo de la blanda humildad del que sabe que no sabe, brota la magia del permanente aprendizaje. El orgullo es siempre un error de perspectiva, pues quien se sabe unido a la cadena de la vida, sabe que puede mirar arriba y servir abajo, y tendiendo siempre un arriba del que recibir y un abajo al que dar se sabe proceso. Hércules cae de rodillas -mientras lucha con la Hidra, simbolizando con esta postura que es gracias el espíritu de humildad que se vence.

8 La separatividad – La separatividad es consecuencia natural de la mente analítica cuyo funcionamiento es siempre el de dividir para entender. Hasta que no logremos la fusión de la mente con el corazón, hasta que no ascendamos a la mente superior, hasta que no unifiquemos los dos senderos el masculino y el femenino, y veamos con el ojo de la síntesis no comprenderemos. Si no comprendemos vemos en fragmentos y nuestra visión esquizoide nos lleva a una vida parcial donde actuar y sentir de espaldas a la unidad que subyace más allá de las diferencias de la superficie. Ciegos, perdidos, seguiremos viendo en el hermano al enemigo, y teniendo enemigos estaremos lejos de la paz. Hércules tenía que ver a la hidra como a un monstruo, no como una bestia con nueve cabezas diferentes. Mientras él buscó separar las cabezas una por una, no tuvo éxito. Cuando finalmente se ocupó de ella como de una unidad, logró la victoria.

9 La Crueldad – La satisfacción que experimentan los hombres en herir a los otros, es un testimonio de la existencia de tendencias perversas que corroen la mente. El deleite en causar sufrimiento a nuestros semejantes es una enfermedad. Esta repugnante cabeza de la hidra debe ser destruída de una vez por todas antes de que un hombre pueda proclamarse como humanizado. Cuando este monstruo de la crueldad es levantado alto en el aire a la luz de la razón y la compasión, pierde su poder. La tarea de transformar la energía de la crueldad en la de una activa compasión, a nivel global aún permanece; sin embargo las águilas luchan hasta morir por defender a los inocentes y los débiles con intrepidez, inteligencia y espíritu de sacrificio. A menudo regresan triunfadores de sus batallas y gracias a ellos el mundo evoluciona de acuerdo al Plan.

Hemos pasado las mismas pruebas muchas veces, sin embargo hoy la oportunidad es nueva gracias a los logros de los que nos precedieron, gracias a la consciencia más despierta del grupo entero, del nosotros, de la nueva humanidad. Aceptemos el desafío, seamos guerreros, para quien se consagra hay apoyo y victoria.

MEDITACION PARA LA LUNA LLENA DE ESCORPIO

Los tres días previos al Plenilunio, el mismo día y los tres siguientes, podremos recibir la influencia benéfica del Sol. En el marco de las seis horas anteriores al plenilunio y las seis siguientes, se recomienda realizar la meditación descrita a continuación, con la cual nos dispondremos de mejor forma para recibir las energías entrantes.

  1. Silencio en la sala de meditación, saludamos mentalmente a los compañeros presentes.
  2. Pronunciar juntos 7 OM
  3. Visualizar al grupo como un vértice dentro de una red mundial de triángulos equiláteros, red que lo une con todos los grupos de meditadores, sentir que nos unimos a esa gran corriente de todo corazón. Saludar internamente a los meditadores de todos los países y a todos los que sirven.

Visualizar otro nivel de la red de recepcion de la energía: ser conscientes de la Jerarquía planetaria, del Gran Ashram de los Himalayas y de los ashrams  secundarios en muchas montañas sagradas del mundo.

  1. Visualizar la red de emisión de energía, la Constelación de Escorpio, su vinculación con Sirio, el sol y Marte, regenere eso y esotérico. somos conscientes de que están activos los Rayos 4º y 6º.
  2. Decir este mantram:

Que el Poder de la Vida Una

afluya a través del grupo de todos los verdaderos servidores.

Que el Amor del Alma Una

caracterice las vidas de todos los que procuran ayudar a los Grandes Seres.

Que yo cumpla mi parte en el trabajo uno mediante el olvido de

mí mismo,  la inofensividad y la correcta palabra.

  1. Visualizar un águila que se remonta en las alturas con una estrella de cinco puntas sobre su cabeza.
  2. Meditar en las siguientes palabras:

“Guerrero soy, y de la batalla surjo triunfador”.

  1. Hallar tres obstáculos en nuestra vida que deben encararse y superarse;
  2. ¿Qué significa “guerrero” para nosotros?;
  3. ¿Dónde está el “campo de batalla”?
  4. ¿Qué significa “victoria”?
  5. Visualizar tres corrientes de luz de diferentes colores, que creen una belleza a nuestra elección, y luego decir:

“En la belleza estamos unidos.

Con la belleza oramos.

A través de la belleza vencemos

  1. Podemos traer a nuestros seres queridos al corazón y permitir que reciban la bendición de la belleza, el amor y el equilibrio del aspecto superior de Venus.
  2. Decir la Gran Invocación.

 

BIBLIOGRAFÍA

Astología Esotérica – Alice Bailey

La sinfonía del Zoodíaco – Torkom Saraydarian.

Los Trabajos de Hércules – Sri Parvathi Kumar

Los signos del Zodíaco – Louise Huber.

Seminarios de Sri Parvathi Kumar.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »