Plenilunio 2018 – VIERNES 27 de Julio 22.20 hora española.

 EL DESAFIO QUE LEO PRESENTA

 La entrada del Sol en Leo se considera como su regreso a casa, el sol es regente del signo en todos los niveles. Su viaje a través de los otros once signos del zodíaco impone trabajo en el Sol, el tiene once actividades diferentes que llevar a cabo, pero en Leo está de manera normal, natural y cómoda en su hogar. Permanece como Yo Soy. El hogar es el corazón, la simbología de Leo es el león en la cueva del corazón. Recordando la ley de correspondencias, el viaje desde el inicio del año solar es: en Aries el Sol esta en Sahasrara, en Tauro desciende hasta Ajna, en Géminis hasta Vishuddhi y en Cáncer al corazón; en Leo está en la entrada de la gruta del corazón. Veamos porque es este un lugar tan trascendente.

Citando al Maestro Kumar. “ El paso inmediato de la humanidad es trascender desde el plexo solar, por debajo del diafragma, hasta el corazón, por encima del diafragma. Este simple paso ha continuado sin lograrse, durante miles de siglos. La historia de la humanidad muestra el logro de algunos individuos, pero no se da aún a nivel grupal y organizativo. Los humanos saben lo que tienen que hacer, pero la inclinación a hacerlo es insuficiente. Hay innumerables enseñanzas, maestros y escrituras, pero el conocimiento no se lleva a la vida diaria y no se produce la transformación.”

LA CLAVE DEL SOL

La clave es dejar de buscar y pasar a dar, a ofrecerse. Incluso la búsqueda espiritual puede seguir dejándonos incambiados, centrados en nosotros mismos.  Ofrecer en cambio inequívocamente, produce el despliegue. El símbolo del sol es dar luz de forma permanente. El símbolo del león es ser noble, decidido, no manipulativo, transparente. La enseñanza es clara, se nos advierte que incluso los grandes iniciados caen, si pasan de ofrecer a buscar, hasta los devas pueden caer. El sol brilla de forma espléndida, porque se ofrece de forma completa, así es.

SE EL CAMBIO QUE QUIERES VER EN EL MUNDO

Todo hombre está destinado a ser una antorcha y Leo con su triple relación al Sol es una época de gran oportunidad para conectar con el fuego magnético del alma, el amor del corazón.

Toda antorcha ilumina más allá de sí misma, así todo hombre que enciende la luz de su corazón es una fuente de inspiración,  un sostén para los que le rodean y eventualmente llega a ser una luz eterna. La mejor forma de honrar la vida, es construir una personalidad transparente, que permita a la luz del centro irradiarse. Gandhi decía “sé el cambio que quieres ver en el mundo” y predicó con el ejemplo.   Vivió siendo una luz radiante cada día de su ida, y cambió la vida de millones, y aún hoy nos sigue cambiando. Él movió al imperio británico con el poder de su serenidad y su nobleza, eso es ser leonino. Con independencia del signo del horóscopo en que esté nuestro sol, somos leoninos si hemos accedido a nuestro corazón.

El desafío está sobre la mesa para quien quiera asumirlo, siempre lo ha estado. Desafío, invitación a continuar, o disparate, cada uno lo toma, según su estado de apertura. Para los que  responden “Soy y seguiré siendo, el cambio que quiero ver en el mundo” el fuego arde.

Vivir espiritualmente es ser ese cambio, porque podemos, porque a eso vinimos. Esa es la verdad desnuda, tranquila, la verdad que nos interpela con sus ojos dulces, la que nos llama, la que nombra nuestro nombre y nos toca el alma…

LEO Y LA AUTOCONSCIENCIA

En Leo la tarea es alcanzar una identidad verdadera, o lo que en términos de psicología del alma podemos denominar autoconsciencia.  Identidad verdadera, refiere al corazón humano, ese plano de consciencia que está más allá de los deseos, que concierne a la aspiración y la sabiduría. Muchas personas “seguras de si mismas” muchas personalidades desarrolladas, creen tener autoconsciencia, sin embargo en tanto uno se sirve a si mismo, en tanto los deseos y preferencias emocionales gobiernan, no se tiene identidad verdadera, ya que verdadera es el alma.

Citemos el excelente análisis que hace Louise Huber de algunas etapas del proceso de llegar a ser uno mismo:

“Cuando hay auto consciencia madura el individuo irradia luz a su entorno, y logra sus objetivos gracias a la fuerza de voluntad integrada y el discernimiento que le impiden dispersarse en cuestiones secundarias, da en la diana porque sólo dispara cuando tienen certeza de alcanzar su objetivo.

Pero antes de alcanzar ese punto Leo debe pasar por diferentes fases. Una es la de identificarse con roles y máscaras con las que quiere impresionar a los demás. Esto genera lucha interior porque hay discordancia entre lo que muestra y lo que siente profundamente. Si el orgullo gana la partida Leo hace lo posible por mantener el yo aparente, entonces se engaña a si mismo, engaña a los demás e intenta salvar su imagen. Con eso se aleja cada vez más de su verdadero yo. Las consecuencias son el miedo y la culpa crecientes, intenta ser lo que no es ajustándose a los requerimientos de la situación, se separa cada vez más de su verdadero yo.”

La tarea esencial es la que todo maestro espiritual subraya : distinguir lo que uno es en su interior y lo que ha hecho de si mismo debido a las exigencias del mundo.  El camino de regreso pasa por perder muchas cosas que supuestamente son logros sociales, éxitos y requiere mucha fuerza, de ahí la expresión “ corazón de león”. Los disfraces no son fáciles de reconocer  y los egos ilusorios luchan a brazo partido por sobrevivir, pero la tarea es ineludible.

Veamos los logros que nos estimularán en nuestro viaje.

La verdadera autoconsciencia se caracteriza por: 

1- Fortaleza interna ( entendida como la capacidad de sobreponerse y crecer ante  desafíos, transformaciones, pérdidas, cambios) dicha fortaleza no tiene relación con la que dan los cargos, la posición social, la posición financiera, estos se basan en lo externo y pueden perderse.  

2 – Potencial creativo – Cuando la luz del alma brilla a través de la personalidad esta es original, creativa, encuentra soluciones nuevas que responden a la verdadera necesidad. La creatividad del alma busca el bien de otros y va de la mano de la belleza. 

3 – Profundidad –  Conocer el significado y el propósito de la vida.  Dado que el propósito del alma siempre es servir, una persona auto consciente  siempre tiene un programa de vida en el que nutrir a los demás, darles su fuerza, inspirarlos, sanar, orientar, son claves esenciales. 

4 – Autogobierno – Un hombre con energía leonina se gobierna a si mismo, si tienes autogobierno no es necesario que te gobiernen, si sigues la ley no necesitas que se te aplique la ley. Ese es el significado del símbolo del león colocado en todas las antiguas capitales, en las fuentes, los portales, los templos, los edificios de gobierno. Quien sigue la ley no da ocasión a nadie para que le diga lo que debe hacer. Quien está centrado en regular su propia personalidad, no se dedica a opinar sobre lo que hacen los demás. 

Las personas que expresan la nota leonina elevada ( sean o no nacidas bajo el signo de leo) irradian alegría de vivir, hay en ellos una fuerza solar benefactora que se traduce en una actitud abierta, generosa, amigable que produce en el entorno un efecto favorable. Un individuo leonino puede guiar a los demás, no por autoridad, sino por su presencia magnética, regalando su calor, su alegría, su entusiasmo y su fuerza. 

LEO – LA CUEVA DEL CORAZÓN

El león nos debe dar paso para poder entrar en la cueva, la cueva el lugar donde la personalidad se transforma en una personalidad alineada con el alma, en un tesoro. Dentro de la cueva está la luz dorada, si vemos las películas vemos que el héroe y el anti héroe compiten para poder entrar en la cueva y ganar el oro, y encuentran muchas crisis, esas crisis surgen de la falta de autogobierno.

Cuando deseas entrar en la cueva del león – desde donde hay acceso al centro anahata-, debes haber superado las 5 condiciones del autogobierno.

1 – Ahimsa – Inofensividad – Si eres causa del dolor de otros, si haces daño, himsa ( causar dolor a cualquiera en el mundo) no tienes entrada en la cueva.

¿Que es lo opuesto a Himsa? Ahimsa, es decir inofensividad, es la cualidad fundamental de la que se habla en las escrituras. Dañar a otros es considerado bestial, en la sabiduría eterna, ojo por ojo no es la ley espiritual.

La humanidad desde tiempos remotos está ocupada peleando, pero cuando llegamos a la aspiración espiritual, nos retiramos de esta actitud insensata y aniñada. Es por eso que si alguien nos causa daño lo toleramos, si toleramos el dolor que nos es causado por nada, marcamos puntos en el otro reino.

Cuando no causamos el dolor creemos enormemente en paciencia y tolerancia, así se llega a ahimsa.

Ahimsa es la actitud que señala Buda y es la primer cualidad de la que se habla en el óctuple camino del Yoga.

2 – Coherencia – La segunda condición es alineamiento pensamiento palabra y obra. Sólo así se puede confiar en nosotros. No somos confiables ni en este, ni en el otro mundo si no somos coherentes. Si mentimos puede que la sociedad no lo note, pero, la Naturaleza nos observa y las consecuencias son ciertas, no podemos entrar. 

3 – Regulación de la actividad sexual – Consiste en ver el sexo como parte de un proceso creador, un encuentro constructivo entre dos seres, un encuentro en el que la comunicación es de sentimientos y mentes además de ser de cuerpos, por oposición a una actividad instintiva y sólo destinada a obtener placer. El sexo como dependencia, como satisfacción sólo física y como actividad abusiva impide la entrada la cueva del corazón. La energía desciende y se dispersa en la actividad sexual, para llegar al corazón debe ascender y transformarse.

4 – No robar – Se conoce  en las escrituras como “no robar la mujer de otro”, el concepto mujer se emplea aquí como sinónimo de naturaleza manifiesta, por tanto materia en diversos grados. Se refiere a no apropiarse de nada, ni las propiedades, ni las ideas, ni los méritos, ni el tiempo, ni el trabajo de otro. No apropiarse y no tener el deseo d hacerlo, es decir trascender la posesividad y la codicia.

5 – No aceptar nada gratis – Si aceptas gratis de otros incurres en deuda. Quedamos obligados con ellos, incurres en Karma. Karma es nuestro endeudamiento con la sociedad, si aceptamos sin contribuir, terminamos en banca rota.

Aceptar regalos de otros lleva implicado una responsabilidad. Con el regalo nos sentimos contentos como los niños; nuevamente por debajo del corazón funcionamos con la lógica errónea, estamos invertidos. La verdad es que si recibimos de forma libre, sin haber hecho nada por los otros, creamos karma, por eso se recomienda ofrecer. Recibir menos de lo que ofrece es la actitud del verdadero aspirante espiritual. Si vivimos una vida de ofrenda de diferentes energías, podemos recibir de los círculos superiores y transmitir más y mejor en los inferiores.

Estos son los 5 postulados más importantes del Yoga.

EL CAMINO DEL AMOR

Podríamos tomar la conocida afirmación “no hay caminos para la paz, la paz es el camino” y afirmar que no hay caminos para el amor, el amor es el camino. El amor es la realidad última, lo que permanece, lo que Es.

Desarrollar el centro del corazón ( la tarea de Leo) conduce a la identidad verdadera, porque conduce al amor. Cuando amamos nuestras relaciones dejan de ser posesivas, dejan de estar condicionadas por celos, sospechas, control y son relaciones de profundo respeto en las que el encuentro enriquece y libera. El amor libera.

El amor nos profundiza y nos lleva a conocernos, relacionarnos de corazón es establecer vínculos íntimos y estables ( más allá de la forma que asumen) que nos revelan. La intimidad requiere valentía, sin valentía no podemos considerar que haya amor.  Si no confiamos totalmente en nosotros mismos, si no confiamos en la vida sintiendo que lo que ocurre es lo necesario para aprender, si no nos entregamos, la magia del corazón no se da.

Seamos sinceramos, transparentes, estemos abiertos a dar y a recibir, será en ese latir como las transformaciones necesarias llegarán a su debida hora, y construiremos una identidad más bella, más amplia, que abarque a más seres y sirva al mundo mejor.

RAYOS DE LEO

En síntesis la energía de Leo nos insta a acercarnos a nuestra esencia, desidentificarnos de los niveles físico, emocional y mental de la personalidad, y adentrarnos en el alma, para posteriormente recibir también la influencia del aspecto Voluntad,  la Triada Espiritual.

La constelación de Leo transmite primero y Segundo rayo, a través del Sol triple.

La energía del amor se expresa como:

1- Voluntad inteligente – es decir inteligencia altruista, o buena Voluntad.

2 – Voluntad de amar – amor verdadero, altruista.

3 – Voluntad en pro del bien, que connota primer Rayo.

LEO Y ACUARIO

Leo tiene una particular relación con el corazón. El regente exotérico, esotérico y jerárquico de Leo es el sol y el primer sol reside en el corazón por analogía entre el meso cosmos que es el hombre y el macrocosmos que es el universo. El segundo sol, el central reside en el centro Aina. el tercero, el sol Cósmico en Sahasrara.

Leo nos ofrece la posibilidad de purificar nuestra naturaleza por el fuego de la aspiración, despejar las brumas que eclipsan nuestro sol y brillar como la luz del día, ser una antorcha viviente. A Cristo se le llama El León (Libro de las Revelaciones –Apocalipsis-). El,  la Luz del Mundo, el Maestro de Maestros, encarnó el eje de Leo y Acuario en toda plenitud.

Es el León porque encarna todas las virtudes de Leo, el período del año en que transitamos la influencia de la constelación de  Leo estamos en contacto con el Sol, el corazón del Sol y con el Sol Espiritual Central. El sol nutre todas las formas de vida del planeta, no sólo con su energía, su luz y calor, sino con su campo magnético. El Corazón del Sol revela la naturaleza del Alma y del Amor. El Sol Espiritual Central revela el Espíritu  y revela a la Voluntad.

Acuario es el polo opuesto de Leo, nuestro sistema solar ha penetrado recientemente en el signo de Acuario, de forma especial quienes tengan su signo solar o signo naciente en Leo, y de forma general todos los que mediten con la correcta actitud en el plenilunio de Leo, se preparan para acceder a la oportunidad de participar en el campo de energía que Acuario presenta. Acuario tiene dos grandes características: universalidad y participatividad (la capacidad de incluir a todos y hacerlos partícipes, la generosidad, la tendencia a distribuir y dar).

Las personas nacidas bajo el signo de Leo, que logren dar la nota real de su signo, están llamadas a fomen­tar el espíritu de universalidad y el espíritu de participación o distribución general porque según dice el Maestro Tibetano “el intercambio de energías entre estos dos (Leo y Acuario) es mucho más potente que en cualquier época anterior de la historia de las razas”.

Otro nombre que Cristo recibe es Acuario. La razón de esto es que hace 2000 años demostró las dos características prin­cipales de la Era Acuariana, mostró como romper el espíritu de aislamiento: a través del espí­ritu del universalismo, y como superar la codicia y el materialismo: a tra­vés del dar y participar.

Debido a la singular relación entre Leo y el Sol (corazón de nuestro sistema planetario)  el alineamiento planetario y  que se da en esta Luna Llena posibilita un alineamiento del corazón con el alma. El corazón de cada hombre, el corazón del planeta (la Jerarquía espiritual) y el Corazón del Sol, forman en este momento un canal que se extiende hasta Sirio, la gran “estrella de iniciación”. Sirio tiene una relación única con nuestro planeta Tierra y, desde Sirio, la energía de amor puro fluye a través del centro solar y al corazón planetario.

Leo es entonces un momento sagrado para encender la antorcha interior, para permitir que el amor del alma descienda a la personalidad transformándola.

La Meditación sugerida:

Los tres días previos al Plenilunio, el mismo día y los tres si­guientes, podremos recibir la influencia benéfica del Sol. En el marco de las seis horas anteriores al plenilunio y las seis siguientes, se recomienda realizar la medi­tación descrita a continuación, con la cual nos dispondremos de mejor forma para recibir las energías correspondientes.

  1. Silencio en la sala de meditación, saludamos mentalmente a los compañeros presentes.
  2. Pronunciar juntos 7 OM
  3. Visualizar al grupo como un vértice dentro de una red mundial de triángulos equiláteros, red que lo une con todos los grupos de meditadores, sentir que nos unimos a esa gran corriente de todo corazón. Saludar internamente a los meditadores de todos los países y a todos los que sirven.

Visualizar otro nivel de la red de recepción de la energía: ser conscientes de la Jerarquía planetaria, del Gran Ashram de los Himalayas y de los Ashrams secundarios en muchas montañas sagradas del mundo.

  1. Visualizar la red de emisión de energía, el Sol, el Corazón del Sol y el Sol Cósmico. Somos conscientes de que están activos principalmente los Rayos 2º, y 1º así como la energía de Síntesis.
  2. Salutaciones del León de la Jerar­quía, el Cristo Salutaciones a todos los servidores de todas partes del mundo.
  3. Meditar sobre este pensamiento se­milla: “¿Experimenté este mes un suelo ardiente o deberé primero quemar mu­chos obstáculos en mi sendero? ¿Cuáles son estos obstáculos? Nombrar cinco de ellos y pensar cómo se los podrá eliminar.
  4. Permanecer en el pensamiento YO SOY LA LUZ, EL AMOR Y EL PODER DEL ALMA, con la consciencia firme en el corazón.
  5. Decir el Mantram de la Unificación:

“Los hijos de los hombres son uno y yo soy uno con ellos.

Busco amar, no odiar.

Busco servir, no exigir debido servicio.

Busco curar, no herir.

Que el dolor procure debida recom­pensa de luz y amor.

Que el Alma controle a la forma y la vida externa y todos los acontecimientos,

y revele al amor que subyace en los acontecimientos del tiempo.

Que vengan la visión y la intuición; que se revele el futuro.

Que se manifieste la unión interior y desapa­rezcan las divisiones externas.

Que prevalez­ca el amor.

Que todos los hombres amen

  1. Decir La Gran Invocación.
  2. Dar gracias y retornar muy gradualmente a la atención externa.

 

BIBLIOGRAFÍA

Astología Esotérica – Alice Bailey

La sinfonía del Zoodíaco – Torkom Saraydarian.

Agni – Sri Parvathi Kumar

Los signos del Zodíaco – Louise Huber.

Varias conferencias de Vicente Beltrán Anglada y del Maestro KPK.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »