GEMINIS  Festival de la Buena Voluntad

 Isabella Di Carlo

FECHAS PARA 2017

PRIMER DIA PREPARATORIO – Nota Clave: El Amor – Martes 6 de Junio

SEGUNDO DIA PREPARATORIO – Nota Clave: La Resurrección – miercoles 7 Junio

TERCER DIA PREPARATORIO –  Nota Clave: El Contacto – jueves 8 Junio

DIA DE LUNA LLENA – viernes 9 de Junio a las 15.09 hora local española.

Todo ocurre con un orden preciso, perfecto en la naturaleza, las relaciones, las secuencias,  son de una belleza sublime. Estamos llamados a ser conscientes de esa belleza, verla, sentirla y aún más, a sincronizarnos con su orden subyacente y acrecentarla.

Cuando gracias a la meditación se silencia la mente exterior  y desarrollamos la mente interior, la sutil, (la que capta la energía, el simbolismo, lo invisible) percibimos el mundo detrás del mundo, el molde del mundo, nuestro molde. Allí somos testigos de la magia y creadores. La física cuántica habla del orden implícito o campo cuántico y afirma que ese molde de información y energía es quien se precipita como mundo material. Relacionarse con la dimensión sutil, es relacionarse con el mundo de las causas, donde los cambios de todo nivel son posibles, por eso de un meditador consagrado puede decirse que está más allá de su destino.

¿Porque hablamos de la relación de la mente externa con la mente interna? Porque la nota clave de Géminis es dualidad en el plano inferior y síntesis en el plano superior. La consciencia de la dualidad y el discernimiento (nota clave de Géminis y de Mercurio) permite crear la síntesis.

Decíamos que hay un orden perfecto en la naturaleza y cuando desarrollamos la mente sutil lo captamos, captarlo permite ver la secuencia: a la primera luna llena mayor en Aries (en que el ángel solar ingresa a un nuevo ciclo a través de nuestro séptimo centro), le sigue la luna llena de Tauro (en que el ángel desciende al sexto centro) para llegar en Géminis a la garganta, quinto centro.

Pensemos en Géminis en relación al quinto centro:

1- EL QUINTO CENTRO EN EL HOMBRE

Rige la garganta, las vías respiratorias y el habla. Cuando el habla carece de escucha es ruido insustancial, es contaminante para el que habla y para el medio ambiente. Si hablamos manipulando, mintiendo, criticando, juzgando o  siendo egocéntricos nos envolvemos nosotros mismos en una densa neblina que nos desconecta de la fuente de verdad y belleza. Si hablamos buscando hacer daño, a buen seguro lo lograremos y la desconexión es radical. Duele más la palabra hiriente que un golpe, tarda más en curarse la herida ya que lo que desgarra no es la piel, sino la piel del alma. La palabra es poderosa en ambos sentidos.

Cuando el habla está precedida de escucha, cuando es hija del silencio, cuando la consciencia preside y hay pureza, la palabra cura, disuelve desavenencias, crea puentes. La palabra establece correspondencias que permiten comprender y aprender, disuelve malos entendidos, amplia la mente, acaricia el corazón, da alas a la creatividad, motiva, inspira. La palabra porta luz y amor, la palabra puede ser eterna.

En Géminis podemos ser plenamente conscientes de nuestra habla y saber que tenemos a lo largo del mes  enorme ayuda para el proceso de purificar el pensamiento y su expresión. Si el habla se purifica toda nuestra naturaleza lo hará.

  1. EL QUINTO CENTRO EN EL PLANETA

En la primera Luna Llena mayor, Aries, se recibe un gran voltaje de la energía de la Voluntad.

En la se­gunda Luna Llena mayor, Tauro, la Jerarquía absorbe la energía de la Ilumi­nación.

Ellos conservan estas energías has­ta que reciben la Energía del Amor en la tercera Luna Llena mayor. Esto indica que sin Amor, el poder no es seguro; sin Amor, la Luz puede usarse mal. A la seguridad sólo se la halla en el Amor, que necesita que la Voluntad y la Luz estén activos, sean protectores y  radioactivos.

La de Géminis es la Luna Llena de Cristo también llamada de la Buena Voluntad. La Buena Voluntad refiere a la actitud de la Humanidad de responder al Plan de Dios. El quinto centro representa comunicación entre planos superiores e inferiores, relación, conexión, cuando la humanidad está conectada con los reinos superiores y recibe iluminación de ellos, y está conectada a los reinos inferiores dando luz, cumple su parte. Ser el quinto centro del planeta es ser el órgano a través del cual la Buena Voluntad se manifiesta, es ser las manos que obran bien, la voz que reconcilia, la inteligencia creadora que construye y mejora las condiciones de vida de todos.

No conectamos con nuestra identidad verdadera hasta que no nos miramos en el espejo de la Humanidad, hasta que no nos sabemos células de su cuerpo. Cuando dejamos de vernos en relación a marcos pequeños, como localidad, nacionalidad, religión, género, ideología política y vemos que todas esas pequeñas sub divisiones no son más que el producto de la concretización de algo más vasto, más incluyente y más verdadero, colocamos cada cosa en su lugar y nos liberamos de las reducciones. Seguimos teniendo una nacionalidad, un género, un idioma pero los vemos en relación al todo, como si una neurona de nuestra mano se supiera neurona nuestra y portara señales para el movimiento de la mano que es necesaria al cuerpo, como si un glóbulo rojo se supiera portador de oxígeno para todo el cuerpo y sintiendo que su aporte es para el todo, llenara su existencia de sentido.

Comprender que somos el quinto centro del Planeta, es comprender que tenemos una responsabilidad enorme, sólo puede ser “en la tierra como en el cielo” con la colaboración voluntaria de la Humanidad. La sabiduría, la belleza y el amor de los reinos superiores sólo pueden llegar a todos a través de los seres humanos que se sienten humanidad, que tienen el corazón henchido de amor y la mente enfocada en la buena voluntad.

TRES GRANDES VICTORIAS

La sabiduría eterna se refiere al Festival de Géminis como “ la ocasión excepcional de Cristo” refiriéndose a la oportunidad de hacer público el Reino de Dios que existe en la tierra, el Reino del alma presente en cada ser humano y manifestado en grados  diversos según la evolución.

Se nos informa que son necesarias tres grandes victorias para establecer la verdad a gran escala, la realidad de la espiritualidad del hombre con la consecuente armonía,  paz, y florecimiento. Dos han sido logradas.

1 – Buda, el Señor y sus 900 arhats asestaron el primer golpe al glamur mundial cuando Él promulgó las CUATRO NOBLES VERDADES.

2 – Cristo, el Señor, asestó el segundo golpe con su enseñanza sobre la naturaleza individual de la responsabilidad en encarnar el amor y la hermandad.

3 – El siguiente golpe será el definitivo, llegará a través del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo bajo la dirección de Cristo, Sus Maestros de Sabiduría y los iniciados de distintos grados. Simbólicamente se llama a este grupo “Cristo y sus 9000 iniciados”.

El Nuevo Grupo de Servidores del Mundo son todos los hombres y mujeres de buena voluntad que trabajan unidos bajo la guía del alma, todos  y cada uno de nosotros cuando a través del compromiso de purificar nuestras vidas, nos convertimos en canales de expresión de la buena voluntad. Las meditaciones de Luna Llena y Nueva son ocasiones de extraordinaria unión y oportunidad.

(Glamour, A World Problem , p. 40).

AMOR Y BUENA VOLUNTAD

La Tercera Luna Llena Mayor es el Festival de Cristo por ser Cristo la encarnación del Amor. Se nos dice que en la época en la que nuestro Sol entra y se alinea con la conste­lación de Géminis, una energía potentísima y creadora se transmi­te a nuestra tierra: la del Amor.

Hay cinco acontecimientos mayo­res que tienen lugar en la tierra en la época de la luna llena:

  1. Géminis se vincula con una de las estrellas de la Osa Mayor y transmite la energía del Amor.
  2. Nuestro Sol se alinea con Géminis y recibe esta energía, además de su propio voltaje de Amor.
  3. El Sol transmite esta energía a la tierra a través de dos planetas: Mercurio (que la colorea con el cuarto rayo) y Venus (con el quinto).
  4. Luego, esta energía se derrama dentro de la Jerarquía y se funde con la energía de la Voluntad y la energía de la Luz, es precisamente la combinación de estas energías lo que produce la energía de la Buena Voluntad.
  5. Esta energía de la Buena Voluntad es la que se libera en el tiempo de la Luna Llena de Géminis en todo el mundo a tra­vés de los grandes Iniciados, discípulos de varios grados y aspirantes, y a través de hombres y mujeres de buena voluntad en todas partes de la tierra.

Cristo y la Jerarquía guardan a lo largo de cuatro semanas la energía contactada en Wesak, para liberarla, luego de un proceso de transmutación, de forma que sea accesible a la conciencia humana cosa que se realiza en el momento justo de la Luna Llena de Géminis. En ése momento y luego de tres intensos días de preparación, el Instructor Mundial va a estar delante de la Jerarquía para empezar una ceremonia sagrada y solemne.

La buena voluntad es una energía constructiva y creativa que unifica lo que debe volver a unirse. Es una energía de síntesis. Cura las barreras mentales, tiende puentes sobre las grietas emocionales y conduce al entendimiento, la inclusividad y la cooperación. La energía liberada en el colosal Festival de la Buena Voluntad y los tres días previos resuena con la energía de buena voluntad latente en el corazón de cada hombre ayudándonos a encontrar los modos de expresarla.

Expresarla es actuar, pensar y sentir en la dirección de construir correctas relaciones humanas tanto en el plano personal, como en el nacional y el internacional.

 Expresarla es materializarla en ideas, proyectos sociales, avances científicos, inventos tecnológicos, descubrimientos en el mundo de la medicina, de la psicología, creaciones en las artes, puentes entre las religiones, belleza y verdad en los comunicadores, escritores, oradores; responsabilidad en los medios de comunicación que empleen la palabra para informar, orientar y mejorar las condiciones de vida. Cambios y mejoras en la legislación, en la protección al medio ambiente, en la justicia en el comercio, en la defensa de los derechos humanos, en el incremento de libertades, etc.

En suma la energía de la Buena Voluntad trae las condiciones para la disminución del sufrimiento de todos los seres; para el aumento de la paz, la armonía y el crecimiento.

LOS REGENTES VENUS Y MERCURIO

Todo el ciclo anual de meditación es un viaje hacia uno mismo, hacia una identidad más profunda y por tanto más verdadera, bella y constructiva.

Veamos las energías de los regentes de Géminis en relación a ese proceso.

Mercurio el regente exotérico es el mediador por excelencia, el que vincula, relaciona el pensamiento abstracto con el concreto, la consciencia objetiva y la subjetiva, discierne entre el yo y el no yo, entre el yo y el tu. Discernir es un enorme paso, para actuar hace falta fuerza, la fuerza la da el amor.

Venus lleva las cosas al siguiente nivel, infunde el verdadero amor: los valores, la sabiduría, la capacidad de síntesis, unir los contrarios y volverlos complementarios.

Así la nota clave de Géminis es dualidad en el plano inferior, síntesis en el superior.

La vida espiritual es una senda a la plenitud. La plenitud viene de completar las cosas, completar es reunir aparentes opuestos y hacerlos complementarios.  A esa capacidad de reunir las dos caras de las cosas, se le llama síntesis. El equilibrio es una parte de la síntesis.

Al hacer que al fuerzas divergentes se concilien, la síntesis se manifiesta como unidad, lo que en términos de la personalidad es coherencia y unificación con el alma, y en términos de las relaciones con los demás es armonía, cooperación y espíritu grupal.

La síntesis da belleza y simplicidad.

Podemos pensar en todas las síntesis:

Entre deseos y aspiraciones ( cuerpo emocional inferior y superior)

Cabeza y corazón

Femenino y masculino

Idealismo y practicidad
Sensibilidad y fuerza

Introversión y extroversión
Soledad y vínculos

Actividad y descanso

La Luna Llena de Géminis permite tomar cada vez más plena consciencia de la dualidad. La dualidad, refiere a la tensión del conflicto evidente en todo el mundo a escala social y a escala individual, significa estar siendo simultáneamente influenciado por valores egoístas vs. valores desinteresados; racismo y nacionalismo vs. fraternidad mundial; contaminación vs. pureza; materia vs. espíritu. Esta tensión es responsable de todo lo que suce­de en el planeta.

Las elecciones correctas  en el ámbito de nuestras relaciones, en el ámbito laboral, en el ámbito familiar, son las que progresiva e imparablemente nos permiten tomar consciencia de nuestro propio Yo. El sendero correcto, nos acerca a nuestro Yo esencial, las elecciones incorrectas crean una bruma densa en la que estamos cada vez más perdidos, más vacíos.

Acercarnos a nuestros verdadero Yo es realizar la síntesis entre la personalidad y el alma. Cuanto más nos acercamos a nuestro Yo más florecen la responsabilidad, la creatividad, la paz y el servicio.

COMO PARTICIPAR

Para participar sólo existen dos requisitos: tener conocimiento de la extraordinaria oportunidad espiritual en cada una de las alineaciones de Luna Llena y poseer un corazón que anhela ayudar.

Para participar lo más plenamente posible, es muy deseable meditar en grupo. Asimismo es deseable atravesar una disciplina preparatoria compuesta por una serie de meditaciones previas para ele­vamos hasta los niveles del Alma a fin de recibir esta energía en su estado puro. Dicho estado puro supone captarla antes de que se mezcle con la cerrazón, la niebla y la contaminación de nuestras vidas mental, emocional, física y social. Dicho estado puro supone pureza de vida es decir la alineación progresiva de nuestro propio canal, de tal forma de poder gradualmente descender más y mejor a la personalidad lo que recibe el cáliz del alma.

Escuchemos la exhortación del Maestro Dhual Khul, hacerlo nos permite captar la extraordinaria importancia de prepararnos, de reservar estos días como sagrados, de enfocar toda nuestra atención y nuestra energía en estar disponibles con la más correcta actitud posible:

“Quisiera que todos los que desean reunirse en estos Festivales traten de hacerlo subjetivamente (dondequiera se encuentren) y participen inteligentemente en las ceremonias descritas. Les pediría a todos que piensen, utilicen la imaginación y actúen como si fueran dis­cípulos aceptados, o por lo menos que están en la periferia de al­gún ashrama. Les pido que tomen parte en estas dos ceremonias, dando libre juego a la imaginación; posteriormente estas cere­monias se exteriorizarán en algún centro en cada país.

Este conocimiento dará propósito e intención fija a todos los que durante años celebraron estos Festivales. En verdad, los invito en nombre de la Jerarquía a participar de Su antiguo tra­bajo y no a que –como en el pasado– asuman la parte de obser­vadores interesados. Les prevengo que si logran participar en alguna medida, será necesario protegerse del sobre estímulo y dar los pasos inteligentes para emplear, en bien de la humanidad, la energía que se les haya confiado”.

En la página 211 del libro REFLEXIONEN SOBRE ESTO puede leerse: “Si los aspirantes pudieran comprender lo maravilloso de esta revelación y si captaran la magnificencia de la recompensa a sus esfuerzos, habría menos fracasos, más valor, una realización mayor y firme, y en consecuencia, el mundo se iluminaría más rápidamente.”

Cuando el Maestro nos habla de la magnificencia de la recompensa nos está llamando…

Si captáramos la magnificencia de la recompensa responderíamos redoblando nuestros esfuerzos, persistiríamos pasara lo que pasara, nos volveríamos a enfocar cada vez que la decepción, el cansancio o la duda nos tentara a claudicar.

Si captáramos la magnificencia de la recompensa elegiríamos lo superior sin importarnos el coste para la vida de la personalidad, eligiendo bien, eligiendo el alma.

Si la captáramos, una certeza inquebrantable llenaría de alegría nuestros días.

Participar nos acerca a captar, participar es también difundir la oportunidad del tiempo según la medida de nuestra capacidad, con o sin palabras; siempre con el ejemplo. Difundirlo meditando, obrando, amando. Difundirlo acompañando, escuchando, alentando, siendo buen mediador, siendo artífices de la paz.

NOTA – En documentos complementarios está la información de las meditaciones preparatorias:

Los días previos y posteriores a la Luna Llena de Géminis son muy propicios para decir el MANTRAM DEL DISCÍPULO:

Soy un punto de luz dentro de una Luz mayor.

Soy un punto de energía amorosa dentro de la corriente de Amor divino.

Soy una chispa de fuego de sacrificio dentro de la ardiente Voluntad de Dios.

Y así permanezco.

Soy un camino por medio del cual los hombres pueden realizarse.

Soy una fuente de fuerza que les permite mantenerse.

Soy un rayo de luz alumbrando su camino.

Y así permanezco.

Y permaneciendo así, vuelvo

Y recorro el camino de los hombres,

Y conozco los caminos de Dios.

Y así permanezco.

MEDITACION Recomendada por Saraydarian GEMINIS

  1. Decir este mantram:

“Más radiante que el sol,

más puro que la nieve,

más sutil que el éter

es el Yo, el Espíritu dentro de mi corazón.

Yo soy ese Yo.

Ese Yo soy Yo.”  (1)

  1. Presentarse a esa Vida Omnipotente y decir:

“Yo soy ese Yo.”

  1. Decir la Gran Invocación:

Desde el punto de Luz en la Mente de Dios

Que afluya Luz a las mentes de los hombres.

Que la Luz descienda a la Tierra.

Desde el punto de Amor en el Corazón de Dios

Que afluya Amor a los corazones de los hombres.

Que Cristo retorne a la Tierra.

Desde el centro donde la Voluntad de Dios es conocida.

Que el propósito guíe las pequeñas voluntades de los hombres,

El propósito que los Maestros conocen y sirven.

Desde el centro que llamamos la raza de los hombres

Que se realice el Plan de Amor y de Luz.

Y selle la puerta donde mora el mal

Que la Luz, y el Amor y el Poder restablezcan el Plan en la Tierra.

Imagínese en todo el mundo, hombres y mujeres de todas las religio­nes, colores y razas que dicen La Gran Invocación con nosotros. Es­cúchese atentamente y en la imaginación, óigase a toda la humanidad que la dice conjuntamente.

  1. Hacer sonar tres OM.
  1. Meditar en este pensamiento semilla:

¿Cómo afecta la buena voluntad a mi mente, a mis amigos, a mi lengua, a mis acciones y a mis sentimientos? Si soy un hombre o una mujer de buena voluntad, ¿cómo pensaré, conversaré, actua­ré y reaccionaré? ”

  1. Cantar “Mantram de la Unificación” mientras se unen las manos.

Los hijos de los hombres son uno solo y yo soy uno solo con ellos.

Busco amar, no odiar;

Busco servir, no exigir debido servicio;

Busco curar, no herir.

Que el dolor aporte debida recompensa de luz y amor.

Que el alma controle la vida y la forma externa, y todos los

Acontecimientos y revele al amor que subyace en los sucesos del tiempo.

Que lleguen la visión y la intuición;

que se revele el futuro.

Que se manifieste la unión y desaparezcan las divisiones externas.

Que prevalezca el amor.

Que todos los hombres amen.

  1. Decir tres OM.

(1) En el Mantram inicial “Más radiante que el sol” alude al cuerpo mental; “más puro que la nieve”, alude al cuerpo emocional y  “más sutil que el éter” al físico etérico.

NOTA: Es poderosa la alineación producida al enfocarse con los Mantrams utilizados simultáneamente por miles de grupos en el mundo entero, en el momento de alineación planetaria singular, en alineación con la Jerarquía, hacerlo constituye un servicio real. Difundirlo constituye un servicio real.

Si además de la Meditación se reflexiona en los tres días anteriores sobre los temas aconsejados el efecto será mucho mejor. Son recomendables: el Libro de Torkom Saraydarian SINFONÍA DEL ZOODÍACO, los Textos de La Escuela Arcana, el libro de Alice Bailey LOS TRABAJOS DE HÉRCULES  y la obra de El Maestro D.K. a través de Alice Bailey.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »