Aún no somos humanos de manera integral, completa.

Aún somos un experimento de la naturaleza.

Aún somos un paso evolutivo en el que el universo,

sostiene un pié en el aire… en vilo, en terrible suspenso.

Nuestra capacidad de discernir y decidir, la misma que nos aleja de la tiranía del instinto de supervivencia y de la ciega preservación de la especie, constituye el gran reto, la gran responsabilidad de la individuación.  Seremos realmente humanos el día en el que como individuos podamos comprender y decidir desde la perspectiva, desde la necesidad del sistema mayor, el más inclusivo.

Depende de nuestra capacidad de integrarnos consciente y amorosamente a la gran corriente sistémica y ser parte del proyecto… si no lo conseguimos, quizás, finalmente, desapareceremos y quizás, en otra tierra, en otra biosfera que tras siglos de silencio se recupere, pueda la vida, renovada encontrar el camino hacia la integración armónica de los reinos.

¡Pueda la vida preparar en nosotros y con nuestro consentimiento la gran sorpresa!

¡Pueda nuestro paso por el efímero tiempo de nuestra existencia dejar una huella indeleble, una huella de amor y de consciencia¡

Nuestro paso, a cada paso, siempre deja huella.

Raisha.

Dr. Juan José Lopera

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »