ARIES PRIMERA LUNA LLENA MAYOR

Isabella Di Carlo

20 de Marzo 2018: Equinoccio entrada del Sol en Aries, inicio del año.

20 de Marzo al 4 de Abril 2018 SEMILLA DEL AÑO – Los primeros 15 días llevan en si el programa de todo el año como una semilla, que se desplegará a lo largo de los otros once signos. Se les considera 15 días esenciales.

31 de marzo 14.37 h. española – FESTIVAL DE LA RESURRECCIÓN – Luna Llena de Aries – Primera Luna Llena Mayor.

CALENDARIO ÚNICO

Desde el punto de vista energético el año no comienza el 1 de Enero, el año Gregoriano es una modificación del año natural, realizada por el emperador Gregorio que hizo coincidir con su cumpleaños el comienzo del año. El año empieza con el comienzo de Aries. Es el primero de los 12 signos y es también el primero de los Tres Festivales Mayores, posee la fuerza del inicio, el dinamismo, la voluntad, la capacidad de derribar obstáculos.

La propuesta de los Maestros de Sabiduría de unirnos de acuerdo a los ritmos de la naturaleza, meditando en luna llena, no implica conocer gran cosa de astrología, de hecho son muchos los astrólogos que no son meditadores, así como son muchos los meditadores que no conocen la ciencia del ritmo. Unir meditación a ritmo lleva a un progreso estable y seguro.

La naturaleza tiene un calendario único, somos nosotros con nuestras religiones, costumbres locales y hábitos sociales, los que tenemos muchos calendarios. Regresar a los ritmos de la Naturaleza nos posibilita ocupar nuestro lugar en el orden inmenso de las cosas.  No tendremos poder espiritual real, ( real es el poder de ser y servir) hasta no estar de acuerdo con el orden de la naturaleza.

ARIES Y EL MUNDO DE LAS IDEAS

SURJO Y DESDE EL PLANO DE LA MENTE RIJO es el pensamiento semilla de Aries. Decía Helena Roerich “El beneficio más grande con el que nosotros podemos contribuir consiste en el ensanchamiento de la conciencia y enriquecimiento de nuestro pensamiento, junto con la purificación del corazón para así elevar nuestras vibraciones, y restaurar  la salud de todos aquellos que nos rodean. (Cartas de Helena Roerich II, 25 de Octubre de 1936).

Mercurio como regente esotérico del signo favorece el trabajo del correcto pensar. El pensamiento erróneo es aquél que está desconectado de la mente universal, del propósito de toda la creación, aquel que no va en la dirección del bien, de la verdad. Examinar nuestros motivos, nuestras palabras, los efectos de nuestros comentarios sobre otros y nuestros procesos mentales con todo cuidado, es una tarea que trae grandes frutos si se realiza correctamente. Es recomendable tener un diario espiritual y tomar notas de las observaciones, grandes descubrimientos pueden hacerse durante este mes.

ARIES Y PASCUA DE RESURRECCIÓN

La Luna Llena de Aries está consagrada a Cristo. Es deseable leer sobre Su vida y Su enseñanza como parte del trabajo preparatorio para disponernos para recibir la energía en las meditaciones del plenilunio.

La esencia de Aries en celebrar en presente la resurrección y no en pasado. La Resurrección no es algo que Él protagonizó por nosotros, Él lo hizo primero, abrió el camino, nos sostiene,  pero nosotros debemos seguirLe. SeguirLe no es mantener una tradición, ni es rememorar un proceso, es ser protagonistas de ese proceso.

Resurrección es el trabajo realizado para vencer la inercia de la materia, el egoísmo, la comodidad y florecer. Todo aumento en nuestra capacidad de comunicarnos, en nuestra creatividad, bondad, armonía, paz, valentía, es un paso en el sendero de la resurrección. Resurrección es aumento del fuego, el fuego es la vida expresándose en la materia.

La resurrección requiere de la muerte, pues toda muerte anuncia la renovación de la vida. Podemos preguntarnos en Aries a que debemos morir. El símbolo de la Pascua, los huevos, representa la necesidad de que un cascarón duro se rompa para que nazca la vida tierna y nueva: el polluelo. Es el mismo símil en el caso de la oruga, resucita y se convierte en mariposa.

La energía liberada en Aries permite construir puentes entre un reino y otro, entre un hombre y otro, entre la personalidad y el alma o incluso entre la personalidad y la Tríada Espiritual. El fuego de Aries encuentra barreras muy difíciles de franquear al tratar de llegar a la humanidad, son muchos los seres humanos que aún viven en una pesada nube de inercia, espejismo e ilusión. Esto es reconocible por sus efectos (trastornos físicos, emocionales y mentales) que se expresan como problemas de salud, problemas sociales, nacionales o internacionales, así como contaminación en el cuerpo del planeta. Las personas que no puedan responder a la energía de Aries con sus centros superiores vivirán irritabilidad, agresividad y diversos estados de gran tensión. El efecto de los grupos que meditan es hacer accesibles las cualidades benéficas derramadas cada mes para todos, por tanto meditar es un poderoso trabajo de servicio.

Cuando “la llama” en el corazón del hombre no se alimenta, no se carga, él   pierde la conexión con el Fuego único, en otras palabras no logra sincronizar su ritmo con el latido del Corazón cósmico. En Aries tenemos la oportunidad de volvernos a sintonizar con el Corazón cósmico, de volver a encender nuestro fuego.  “Para un hombre es una real tragedia no lograr alinear su corazón con el ritmo del Corazón cósmico, porque el corazón es el distribuidor de la conducta recta, de las relaciones rectas, del equilibrio, de la compasión y la percepción intuitiva. En el momento en el que un corazón pierde el ritmo del latido cósmico, el hombre pierde el escudo de la bondad, la belleza y la verdad” Torkom Saraydarian.

El fuego de Aries nos ofrece “un suelo ardiente”, ello refiere a un trabajo purificatorio; el fuego tiene un poder transmutador  la energía disponible de primer rayo que cumple con la faceta de destrucción necesaria en la resurrección, en el nacimiento de un nuevo orden. En Aries podemos como en ningún otro momento elegir una limitación sobre la que trabajar para vencerla, es un tiempo propicio para desapegarnos del no yo. Resucitar es emerger de la tumba del no yo, del no ser, de as identificaciones erróneas sea en el plano físico, el emocional o el mental; resucitar es avanzar en grados de libertad, de consciencia, de belleza. Resucitar es alinear la personalidad con el alma para ser el Ser que somos en verdad.

Podríamos decir que la nota de Resurrección va más allá de ser la esencial del signo y es también la clave de todo el proceso, la clave de la vida misma. Vivir en contacto con lo superior es un viaje de permanente transformación, redención, cambio y expansión.

El concepto de Resurrección sintetiza las dos líneas de acción fundamentales: la del amor y la de la voluntad. La resurrección es la liberación dinámica por amor. En Aries,  el Poder de la Voluntad del Primer Rayo se encauza a través de la Jerarquía, el centro del corazón del planeta, y allí se transforma en Amor que Resucita, esa es la oportunidad.

RAYOS DE ARIES

Primer Rayo: El es la energía ígnea de la Voluntad. Su empuje permite dirigirse hacia la meta apartando, o si es preciso destruyendo cualquier obstáculo que se interponga en el camino. En Pascua se regalan huevos, la destrucción del cascarón rígido, de la capa externa que encierra la vida, es una bella imagen de lo que a nivel profundo ocurre en presencia de la influencia del  primer rayo. En este momento – los días que van de la Luna Llena de Aries a la de Tauro – como en ningún otro instante del año tenemos disponible la energía dinámica que permite al ser liberarse de sus falsas identidades, de sus máscaras, del miedo, la rigidez, el desaliento, la depresión y toda forma cristalizada de la energía.

Si se medita con la adecuada actitud, esta energía puede utilizarse para quemar todas las formas de pensamiento, todas las modificaciones mentales que están contra el bien supremo de la humanidad y son los obstáculos de nuestro progreso espiritual.

El Segundo Rayo es el Amor- Sabiduría, lo que Cristo encarnó con total perfección. El Amor se derrama sobre todos los hombres en Pascua ya que la energía de la Voluntad de Dios encauzada a través de Cristo, se manifiesta como Amor que Resucita.

El Cuarto Rayo permite alcanzar la armonía conciliando los opuestos, da claridad de visión, permite acceder a la intuición y se manifiesta como voluntad de armonizar. La intuición se manifiesta cuando el espejo de la mente se abre y se imprimen en ella, imágenes, ideas nuevas, completamente originales de gran nivel de síntesis, hermosura  y verdad.

Séptimo Rayo: Favorece el servicio grupal, sacrificio grupal, orden, ritmo y manifestación. Esta energía puede quedarse en el nivel del ritual,  o puede usarse para acrecentar el espíritu del servicio sacrificado, para organizar nuestra personalidad y nuestra vida social en armonía con el Plan divino. El séptimo rayo tiende el puente entre espíritu y materia, permite a través del orden que la manifestación sea correcta y creadora.

Sexto Rayo tiene el poder de  “atraer la mente del hombre hacia el ideal”. El idealismo, la devoción, así como el sacrificio individual son característicos del sexto Rayo. El concepto de devoción es más incomprendido que entendido; la comprensión actual está distorsionada. Típicamente, la devoción es equiparada con la emoción, con sentimientos de fervor religioso. El Maestro KPK incluso dice que rechazamos la devoción por ignorancia, él explica: “Muchas personas creen también que la devoción ya no es necesaria porque el Maestro Djwhal Khul ha escrito en sus libros que el sexto rayo de devoción está disminuyendo. Cuando el Maestro dijo, “el sexto rayo se desvanece” no quiso decir que el sexto rayo como un todo, sino su aspecto emocional. La devoción es diferente de la emoción. Las emociones perturban la estabilidad de la mente; no son convenientes para las percepciones sutiles. La devoción de la que estamos hablando aquí no es un sentimiento como normalmente creemos. La devoción es un esfuerzo constante para orientar la personalidad al alma; y esto significa que la personalidad se entrega al alma. Esto también se conoce como el vínculo con el alma, o la entrega al Uno que existe en todo. Hoy usamos también el término: discipulado. Discipulado no significa más que esforzarse en cada momento de la vida cotidiana para conectar con el alma. El capítulo 12 del Bhagavad Gita explica que una persona consagrada no ve en las muchas diferentes manifestaciones más que a ESO – a ESO como los humanos, a ESO como los animales, a ESO como las plantas, a ESO como las montañas. La devoción es la aspiración a convertirse en uno con ESO.

El Maestro EK solía decir: “La devoción significa absorberse en el Señor y experimentarLo.” Sin embargo, cuando lloramos por lo Divino llenos de sentimiento, las emociones bloquean la experiencia de lo Divino. Emoción no es la orientación hacia el alma o lo Divino, pero debemos mostrar devoción no sólo a lo Divino sino a cada acción en la vida. La dedicación tiene que ver con el alineamiento concentrado. La concentración mental no es posible sin devoción. De hecho, la devoción es energía mental pura, sin ninguna coloración por las emociones. La emoción se compara con el agua sucia y la devoción con el agua destilada. La devoción actúa como compasión y amor, como la capacidad de sentir otras personas y lo que necesitan. Cuando las personas emotivas se vuelven devotas, hacen mucho más trabajo que las personas orientadas mentalmente porque están inspiradas por un impulso. Por tanto, es fácil para estas personas trascender el plano mental también. Sólo en el plano búdico, experimentamos la Luz. Si queremos llegar a dimensiones más sutiles de la mente y alcanzar el plano búdico, necesitamos devoción. El maestro del primer rayo, Morya, hoy trabaja con el sexto rayo de devoción porque descubrió que una persona que está llena de devoción toma los pasos antes y más rápidamente que alguien que lucha con su propia mente todo el tiempo. No podemos decir que el Maestro Morya no funciona con el sexto rayo y que éste es el rayo del Maestro Jesús”.

MEDITACIÓN SUGERIDA POR SARAYDARIAN PARA ARIES

Los tres días previos al Plenilunio, el mismo día y los tres siguientes, podremos recibir la influencia benéfica del Sol. En el marco de las seis horas anteriores al plenilunio y las seis siguientes, se recomienda realizar la meditación descrita a continuación, con la cual nos dispondremos de mejor forma para recibir las energías entrantes.

Distribución del Fuego

  1. Silencio en la sala de meditación, saludamos mentalmente a los compañeros presentes.
  2. Pronunciar juntos 7 OM
  3. Visualizar al grupo como un vértice dentro de una red mundial de triángulos equiláteros, red que lo une con todos los grupos de meditadores, sentir que nos unimos a esa gran corriente de todo corazón. Saludar internamente a los meditadores de todos los países y a todos los que sirven.Visualizar otro nivel de la red de recepcion de la energía: ser conscientes de la Jerarquía planetaria, del Gran Ashram de los Himalayas y de los ashrams secundarios en muchas montañas sagradas del mundo.
  4. Visualizar la red de emisión de energía, la Constelación de Aries, su vinculación con Marte y Mercurio, regenetes exo y esotérico, el Sol. Somos conscientes de que están activos los Rayos 1º de Voluntad dinámica, 2º de Amor Sabiduria, 4º de superación de las dualidades y logro de la armonía y la belleza, y 6º de idealismo, consagración y devoción.
  5. Saludamos al Cristo, la Cabeza de la Jerarquía, la imagen de la Resurrección.
  6. Visualización de un cáliz llameante sobre el altar. Nos acercaremos, vestidos de blanco, sosteniendo un cáliz dorado en nuestra mano derecha. Lo llenaremos con el fuego líquido y, en nuestra imaginación1 acudiremos a aquellos lugares que necesitan luz, fuego, purificación y armonía.

a) Comenzando en una ciudad o una montaña, sostendremos nuestros cálices en alto y veremos rayos de ardiente luz que seirradian de nuestros cálices y penetran en la ciudad, el campo, la nación o la raza.

b) Luego visualizaremos el mundo en el que están dispersos todos nuestros hermanos y hermanas, sosteniendo sus cálices radiantes en sus manos.

c) Dígase el siguiente mantram, al unísono con todos nuestros hermanos y hermanas alrededor del mundo.

El Yo:

Más radiante que el sol,

más puro que la nieve,

más sutil que el éter

es el Yo,

el espíritu dentro de mi corazón;

yo soy ese Yo,

Ese YO soy yo.

 d) Veremos todas las radiaciones de todos los cálices que se funden y forman un manto de fuego alrededor del planeta, penetrando en cada forma vida.

7. Decimos juntos el Mantram de Unificación, imaginando los corazones de todos los hombres que lo dicen con nosotros.

Los hijos de los hombres son uno, y yo soy uno con ellos.

Busco amar, no odiar.

Busco servir, no exigir debido servicio.

Busco curar, no herir.

Que el dolor procure debida recompensa de luz y amor.

Que el Alma controle la forma externa, la vida y todos los acontecimientos,

y revele al Amor que subyace en los sucesos de la vida.

Que venga la visión y la intuición;

que el futuro sea revelado.

Que la unión interior se manifieste y desaparezcan las divisiones externas.

Que prevalezca el amor.

Que todos los hombres amen.

En el centro de la Voluntad de Dios estamos.
Nada desviará nuestra voluntad de la Suya.

Permanecer como un rayo de luz; irradiando luz y belleza durante unos minutos.

Decimos la Gran Invocación:

BIBLIOGRAFÍA EMPLEADA

Obras Completas –  Alice Bailey

Sinfonía del Zodíaco – Torkom Saraydarian

Maestro KPK – Parvathi Kumar – web wttes.org

Web Sabiduría Arcana – Vicente Beltrán Anglada.

Nota:

Esta meditación se basa en la ley que se formula así: “La energía sigue al pensamiento”.

Con esta meditación se forma en el planeta una forma de pensamiento de dispersión del fuego de Aries, y esta forma podrán usarla fuerzas superiores como un efectivo canal para distribuir el fuego de Aries.

(No se usan especiales pensamientos-semilla porque no queremos moldear la energía en nuestras pautas de pensamiento e imponer nuestras ideas y nuestros conceptos al mundo, sino que queremos ser transmisores puros de este fuego para todos los reinos de la naturaleza).

Aries

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »