AMIGOS
Isabella Di Carlo

Acompañan, no porque estén siempre a la hora en punto, cuando las manecillas del tiempo marcan momentos de intensa necesidad, sino porque tienen voluntad de estar, y acaban llegando.

Acompañan, no porque siempre tengan la palabra exacta en la ofrenda de su palma, sino porque escuchan sin juzgar.

Acompañan, cuando están cerca y cuando están lejos acompañan, siempre son testigos fieles de la labor del mar tallando nuestras costas, es gracias a ellos que podemos ver del escultor, la obra.

Acompañan, no porque eviten la caída, sino porque extienden la mano; no porque eliminen el dolor sino porque lo abrazan, no porque estén siempre de acuerdo, sino porque siempre respetan.

Acompañan, no porque detengan el tiempo y sus deterioros, sino porque nos ofrecen el espejo de la belleza que el tiempo consciente otorga.

Acompañan tanto, que se entretejen a tu alma y no distingues tu ser de tu ser en ellos, y pese a tu libertad comprendes que no existe tal cosa como tu ser, sin ellos.

Acompañan.

Autora: Isabella di Carlo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »